Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. Hace unos días ASAJA Córdoba anunciaba el riesgo en el que se encuentran los olivares de la UE tras la detección en la región de Apulia, al sur de Italia, de una importante infección de la bacteria Xylella fastidiosa, por primera vez en la Unión Europea y en olivar.ASAJA Córdoba ve en esta bacteria el riesgo potencial más importante con que se enfrenta la sanidad en el olivar, y señala que es importantísimo actuar contra su propagación, evitando por todos los medios que entre planta infectada. Ante este panorama, la organización agraria a través de la europarlamentaria Esther Herranz hacía a la Comisión la siguiente pregunta que  ya se puede leer en la Web del parlamento europeo: ¿Qué medidas de protección y planes a corto y medio plazo va a tomar la Comisión para proteger el resto de países de la Unión Europea del riesgo de contaminación por dicha bacteria?

Aun sin contestar por parte de la Comisión, y pasado unos días desde que se formuló la pregunta, ASAJA Córdoba ha tenido información de que se ha producido la entrada de la bacteria a Europa, más concretamente por Holanda, proveniente de países de Sudamérica, en plantas de café importadas para fines ornamentales. La organización agraria cordobesa manifiesta no salir de su asombro, ya que desde el mismo país, Holanda, se han detectado el 65% de la intercepciones en lo que a la entrada de mancha negra de los cítricos se refiere en el periodo de 1999 a 2012, y ahora nos pone en alerta con la bacteria asesina de olivares.

Desde ASAJA Córdoba han pedido a la Comisión Europea por varios cauces una actuación contundente, haciéndoles ver que “necesitamos protección ante la bacteria” pero parece que la Comisión aún no ha entendido el alcance y la urgencia del problema. Ante ello, la organización agraria enviará a todos los europarlamentarios españoles que pertenecen en la Comisión de Agricultura del Parlamento europeo información sobre la bacteria y sus devastadoras consecuencias, para hacerles ver la gravedad de la enfermedad, la urgencia de tomar medidas antes de que sea irreversible, y solicitarles que aborden el asunto en la Comisión de agricultura porque, de no hacerlo dicha bacteria podría acabar con las plantaciones de olivar de Europa.

Según la organización agraria, la medida verdaderamente efectiva es el cierre de las fronteras a material vegetal que pudiera estar infectado con la bacteria, es decir a plantas huésped provenientes de países que tienen este problema, como las de cafeto de Sudamérica que ahora han entrado en Holanda para ser distribuidas por otros países europeos.

Una descripción completa de los efectos de la enfermedad a través de una entrevista de radio realizada a la investigadora Blanca Landa se encuentra en la Web de ASAJA Córdoba www.asajacordoba.es