joya
Guía para la joyería.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

joya
Guía para la joyería.

Redacción. El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Ignacio Expósito, y el director del Laboratorio de Ensayos y Contraste de Metales Preciosos de Andalucía (Ecomep), Fernando López, han presentado la “Guía para Joyería”, una publicación dirigida principalmente a joyerías y consumidores para evitar el fraude a la hora de comprar joyas. El díptico elaborado por Ecomep tiene como objetivo que la ciudadanía conozca que las piezas tienen que estar contrastadas para la venta y qué tienen que contener para que tenga toda la información sobre su contenido en metal precioso.

Esta guía recoge cuales son los metales preciosos, su calidad mínima para ser comercializados, su garantía de calidad que son las marcas y contrastes que deben llevar y que nos ofrecen la seguridad para saber lo que compramos, y además ofrece, una explicación de la simbología utilizada al respecto para que sirva de referencia. Este folleto se repartirá entre asociaciones de consumidores y asociaciones de joyería provinciales.

El responsable territorial ha explicado que la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo tiene como competencia el control de este tipo de laboratorios y la inspección de la reglamentación sobre contraste de metales preciosos, “en el caso de Andalucía existen 2 laboratorios de contraste y 1 de fabricante y están ubicados en nuestra provincia”. Desde la Delegación de Córdoba se controla todo el proceso, “manipulación de la mercancía, muestreo, análisis, contraste propiamente dicho, y expedición”.

Expósito ha manifestado que en estos tiempos de crisis es si cabe más importante reforzar los conocimientos para que el consumidor exija saber lo que compra y la necesidad de que todas las piezas de joyería estén correctamente marcadas, “porque esta información beneficia a un sector muy importante en Córdoba como el de la joyería y promociona la marca Córdoba como sinónimo de calidad”.

Por su parte el director de Ecomep ha informado que cuando comenzaron su andadura se dieron cuenta de la falta de información que tenía el público en general, “incluso muchos establecimientos joyeros que también desconocían los requisitos legales y por eso la necesidad de esta guía”. Fernando López ha hecho hincapié en que las piezas de joyería deben llevar obligatoriamente dos marcas, “una referente al origen de la mercancía y otra referente a la calidad de las piezas que garantiza el contenido de metal precioso, y esta marca solo la pueden realizar los laboratorios autorizados como ECOMEP”. Por eso, ha insistido en que los consumidores deben exigir las marcas de contraste porque es lo único que les garantiza la calidad de la pieza, además de incidir en que las joyas fraudulentas, “dañan al sector de la joyería porque crea una imagen de desconfianza acerca del producto que estamos comprando”.

El sector de la joyería en Córdoba está compuesto por unos 1.000 fabricantes, principalmente de tamaño pequeño y mediano que da trabajo a unas 15.000 personas, entre empleos director e indirectos. Actualmente, la fabricación de joyería cordobesa supone alrededor del 60% de la producción nacional, encontrándose presente en todo nuestro territorio, así como en los principales países de todo el mundo.

El delegado de Economía ha destacado que la joyería se encuentra situada entre los tres primeros lugares del ranking exportador de la provincia, y también en cuanto al comercio interior. Actualmente son unas 100 empresas las que mantienen de manera habitual la actividad exportadora multiplicándose por cuatro el número de firmas en la última década que se han lanzado al exterior. Entre enero y septiembre de este año las ventas al extranjero han tenido un valor de 30,1 millones de euros. Esta cifra supera en un 23% a la de 2009, cuando se llegó a los 24,5 millones de euros durante ese periodo. Los datos indican que el principal socio comercial de los orfebres cordobeses sigue siendo Francia.

Córdoba representa actualmente el 70% de la producción joyera de España, que mueve alrededor de 1.500 millones de euros. Están presentes en 70 países, lo que deja a la provincia en el tercer lugar de España en esta materia

Ecomep. En febrero de 2012 comenzó la andadura de este laboratorio, un proyecto que cuenta con la autorización de la Junta y fue presentado bajo la marca A–2 con una inversión inicial de alrededor de 200.000 euros y con una plantilla de seis trabajadores.

En la actualidad solo existe otro laboratorio autorizado (instalado también en Córdoba) en el conjunto de la comunidad autónoma. Esta reconocido también en otros países como Portugal, Francia, Reino Unido y Holanda, para facilitar la exportación de los productos certificados.

Tiene como finalidad comprobar la composición de los objetos fabricados con metales preciosos. Para certificar que el objeto que se comercializa cumple con lo establecido en la Ley de Metales Preciosos debe pasar por un laboratorio autorizado donde se analiza y certifica que el contenido de metales preciosos, oro, plata y platino, es correcto, para a continuación proceder al marcado unitario de cada pieza.

En España existen varios laboratorios además de los dos ubicados en Andalucía, dos en Cataluña, uno en Madrid y otro en el País Vasco.