Judería de Córdoba. / Foto: sobreespana.com.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Representantes de los talleres declarados Zona Interés Artesanal Córdoba.
Representantes de los talleres declarados Zona Interés Artesanal Córdoba.

Redacción. El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, ha hecho entrega este miércoles 3 de diciembre de los certificados oficiales como Zona de Interés de Artesanal de Andalucía a catorce talleres del casco histórico de Córdoba. Este reconocimiento, de carácter indefinido, tiene como objetivo identificar los diferentes oficios existentes a partir de su especialización territorial y reconocer la importancia económica de esta actividad en el conjunto de la comunidad.

Rafael Rodríguez subrayó la importancia de la artesanía como “un activo patrimonial, histórico y cultural” de Córdoba, tal como reflejan los datos del Registro de Artesanos de Andalucía. Así, recordó que hay inscritos 162 artesanos, 34 empresas y cuatro asociaciones, y que se trata de la provincia con un mayor número de Zonas de Interés declaradas, con cuatro (también figuran las de La Rambla, Castro del Río y Los Pedroches).

Igualmente, el consejero destacó la labor desempeñada por la Asociación Cordobesa de Artesanos (ACA), entidad promotora de esta zona, en la cual concurren talleres de cerámica, de elaboración de objetos de cartón piedra y similares, luthería, cordobanes, platería califal, marroquinería, cerámica califal, estampaciones textiles, bisutería e imaginería.

Además, Rodríguez hizo entrega de los reconocimientos de Carta de Maestro a cuatro artesanos de la provincia, concretamente a los hermanos alfareros Antonio Luis e Isidoro Granados, del municipio de Lucena; el ceramista Ángel Damián Ponce, de Castro del Río; y el también alfarero Miguel Ángel Torres, de La Rambla.

Durante su intervención, el consejero incidió en la pujanza del sector artesano en Andalucía, que representa el 16% de los talleres y el 26% de la producción de todo el territorio nacional y da empleo a más de 30.000 personas. Asimismo, destacó el potencial de esta actividad, que “complementa y añade valor turístico y comercial” en los entornos urbanos.

Con el fin de modernizar y consolidar este sector, la Consejería acaba de poner en marcha un nuevo Plan de Fomento de la Artesanía para el periodo 2014-2017, que incluye medidas dirigidas a mejorar la promoción de los productos, el asociacionismo, los canales de comercialización y el posicionamiento de la mujer en esta actividad.

Hasta la fecha, la Consejería de Turismo y Comercio ha declarado diez Zonas de Interés Artesanal. Junto con las ya reseñadas en la provincia de Córdoba, cuentan con esta distinción: Macael-Valle del Almanzora (Almería); el territorio integrado por Ubrique, El Bosque, Benaocaz y Prado del Rey, en la provincia de Cádiz; Valverde del Camino (Huelva); Vélez-Málaga; Granada capital, y el municipio jiennense de Úbeda.

Orden reguladora. Las Zonas y Puntos de Interés Artesanal están regulados en una orden que detalla el procedimiento, revisión y revocación, y el distintivo para su identificación. Las declaraciones identifican tanto aquellas áreas que ofrecen una mayor concentración de talleres que guardan una proximidad geográfica determinada, como los propios locales que presentan características homogéneas de producción.

Los locales y talleres que obtienen este distintivo pueden aparecer en las publicaciones y guías oficiales de artesanía y turismo que edite la Administración autonómica, así como participar en ferias y otros encuentros que organice la Consejería con el objetivo de la promoción y mejora de la comercialización de los productos artesanales en el ámbito de la comunidad.

Igualmente, esta declaración constituye el paso previo para la posterior puesta en marcha de otras medidas de apoyo y de colaboración con los organismos competentes en materia de turismo, así como para la vinculación de la promoción en estas áreas y su incorporación a las futuras Rutas Artesanales de Andalucía, sobre las que trabaja la Consejería de Turismo y Comercio.

En el acto, Rafael Rodríguez estuvo acompañado por la delegada del Gobierno de la Junta, Isabel Ambrosio; la directora general de Comercio, María del Carmen Cantero; la delegada territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio, Marisantos Córdoba; y el concejal delegado de Fomento Comercial y Consumo del Ayuntamiento de Córdoba, Ricardo Rojas, entre otras autoridades.