Djukic recibiendo el galardón.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Djukic recibiendo el galardón.
Djukic recibiendo el galardón. / Foto: Jesús Monterroso.

Patricia Monterroso. Para muchos, el actual entrenador del Córdoba C.F., Miroslav Djukic, es toda una leyenda. Aunque durante estos días el equipo cordobés esté en horas bajas, lo cierto es que en el banquillo cuenta con toda una leyenda del fútbol. Por lo menos así se le reconocía este lunes 1 de diciembre en la capital vecina de Jaén en la Gala ’11 campeones’.

En una gala del fútbol jiennense que reúne a principiantes, profesionales, veteranos y aficionados, el míster blanquiverde recibió el galardón como ‘Jugador Leyenda Deportiva’. Un reconocimiento que Djukic agradeció enormemente. El público asistente no quiso perder la oportunidad de fotografiarse con la que es ya una leyenda del fútbol.

Tras su breve visita a la provincia jiennense, hoy Djukic ha vuelto a los entrenamientos.

Djukic, aunque escueto, no quiso perder la oportunidad de agradecer el reconocimiento.
Djukic, aunque escueto, no quiso perder la oportunidad de agradecer el reconocimiento. / Foto: Jesús Monterroso.

La leyenda. El técnico blanquiverde fue conocido en España cuando en la década de los 90 se incorporó como jugador al Deportivo de la Coruña. Djukic fue uno de los protagonistas de la época dorada del Deportivo entre los grandes del fútbol español, aunque siempre será recordado por fallar un penalty en el último minuto de la última jornada de la temporada 93/94, que hubiese permitido al club gallego conquistar su primera liga. Aún así, la siguiente temporada logró el primer título para el club coruñés, la Copa del Rey, jugando como titular la final contra el Valencia. En el verano de 1997 fichó por el Valencia CF, club en el que militó seis temporadas, y en donde conquistó finalmente el campeonato liguero en 2002. Terminó su carrera la temporada 2003/04 en las filas del Tenerife.

Fue internacional en 48 ocasiones con la selección de Yugoslavia. Debutó en 1991 y formó parte de este combinado en el Mundial del 98 y en la Eurocopa del 2000.

Su primer reto como entrenador del fútbol fue al frente de la selección sub-21 de Serbia, con la que se proclamó subcampeón de Europa.