Madre alimentando a su niña en Níger. / Foto: Unicef.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Madre alimentando a su niña en Níger. / Foto: Unicef.
Madre alimentando a su niña en Níger. / Foto: Unicef.

Redacción. La Diputación de Córdoba aportará, por tercer año consecutivo, 20.000 euros al fondo de emergencias de Médicos Sin Fronteras, que en esta ocasión se destinará a frenar la desnutrición y la malaria en Níger, donde de cada 1.000 niños que nacen mueren 110.

La presidenta de la Diputación de Córdoba, María Luisa Ceballos, ha reafirmado el compromiso de la institución provincial con esta ONG, “que hace  una labor humanitaria  magnífica e incansable en aquellos países que más lo necesitan, haciendo un buen uso de las aportaciones que les hacen las distintas instituciones públicas”.

En este sentido, la delegada de Cooperación al Desarrollo, Pilar Gracia, ha señalado que con la firma de este convenio “la atención humanitaria de emergencia va a tener desde la provincia de Córdoba una garantía muy solvente, ya que está gestionada por una organización sobradamente acreditada y de reconocimiento internacional ”.

Por su parte, Carmen Escalante, delegada de la organización en Andalucía, ha mostrado su satisfacción por “la relación, ya histórica, que tenemos con la Diputación de Córdoba, porque sentimos que es un aliado en el terreno, y además están muy sensibilizados por esas crisis crónicas que no salen todo el tiempo en los medios de comunicación”.

Firma del acuerdo.
Firma del acuerdo.

Escalante ha explicado que con la aportación de este año se va a cubrir el tratamiento de más de 500 niños con malaria en Níger. El coste de la mediación para un niño con esta enfermedad es de 40 euros.

Desde 2013, Médicos Sin Fronteras está desarrollando un tratamiento contra la malaria (pecadom y quimioprevención) que está resultando ser muy eficaz para reducir la mortalidad infantil en las zonas de Madaoua y Bouza, donde se desarrollan dichos programas.