niños

Javier Collado

Dobuss

niños
La normativa andaluza se ha elaborado desde el consenso y la participación de docentes, familias y expertos.

Redacción. El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha asegurado que el nuevo proyecto de Decreto de Primaria promueve la adquisición de las competencias claves que permitirán al alumnado andaluz integrarse en la sociedad el conocimiento en igualdad de condiciones y oportunidades. Asimismo, ha destacado que la normativa de Andalucía marca diferencias con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

Alonso ha asistido en Sevilla a una jornada de trabajo sobre la integración de las competencias clave en el nuevo currículo educativo y difusión de la red educativa europea KeyCoNet. El encuentro, celebrado en el Centro de Profesorado, ha reunido a los directores de centros docentes que han trabajado en programas destinados a la incorporación de las competencias en el currículo educativo y profesores que han participado con propuestas para la redacción del proyecto del Decreto así como representantes de distintas asociaciones.

En este sentido, Alonso ha señalado que la normativa andaluza se ha elaborado desde el consenso y la participación de docentes, familias y expertos, es decir más de 4.000 personas han contribuido en la confección de la nueva norma que va a ser un “blindaje” para preservar el modelo educativo andaluz y “minimizar” los efectos de la Lomce. Para la Junta, ha asegurado el consejero, era muy importante hacer una norma  con “todos  y de todos”, algo que el Ministerio no ha querido hacer con la ley.

Así el proyecto de Decreto, la Orden de Desarrollo y los anexos que regularán las nuevas enseñanzas de Educación Primaria para Andalucía, apuestan por la formación integral, la educación en valores y el éxito escolar de todo el alumnado, para asegurar una escuela inclusiva e integradora que favorezca la cohesión y la justicia social.

La normativa, que corresponde a la parte del curriculum educativo que la Lomce establece que deben de regular las comunidades autónomas, se prevé que esté aprobada a principios de 2015 para que los centros educativos tengan capacidad suficiente para adaptar sus proyectos educativos hasta el final del curso actual y estén listos para el próximo.