App Detect Amor

Javier Collado

Dobuss

La coordinadora del IAM, mercedes Bermúdez, la delegada de Educación, Manuela Gómez, la socióloga, Carmen Ruíz, la delegada de Igualdad, María Isabel Baena y la directora del CEP Luisa Revuelta, Elisa Hidalgo.
La coordinadora del IAM, mercedes Bermúdez, la delegada de Educación, Manuela Gómez, la socióloga, Carmen Ruíz, la delegada de Igualdad, María Isabel Baena y la directora del CEP Luisa Revuelta, Elisa Hidalgo.

Redacción. Un total de 130 profesionales de Educación y Salud se formaron durante toda la jornada del jueves 13 de noviembre en la prevención contra la violencia de género entre los adolescentes. El Centro del Profesorado Luisa Revuelta acoge hoy las VII Jornadas ‘Construyendo Igualdad’, que cada año persiguen sensibilizar para prevenir la violencia de género en el ámbito educativo, facilitar recursos para la detección, prevención y actuación ante casos de violencia, facilitar y actualizar la formación desde datos que aportan las investigaciones más recientes e intercambiar y difundir experiencias de buenas prácticas relacionadas con la prevención.

En el encuentro participó la socióloga y experta, Carmen Ruíz Repullo, aportando su conocimiento acerca de las fórmulas de prevención desde las distintas etapas educativas y la forma de incorporarla a los planes de Igualdad de cada centro educativo.

La violencia de género es un problema de salud pública por la gravedad del mismo, ya que «en lo que llevamos de año 45 mujeres han perdido la vida por esta causa”, según apuntó la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Isabel Baena.

Baena recordó algunos de los datos del informe Andalucía Detecta, elaborado por el Instituto Andaluz de la Mujer, que señala que el 65% de las personas adolescentes de entre 14 y 16 años presentan sexismo, con afirmaciones como que “lo normal es que el hombre proteja a la mujer” (60%), que “nadie como las mujeres sabe criar a sus hijos” (45,5%) o que “los celos son una prueba de amor” (51%).

Además, la delegada de Igualdad destacó que “vivimos en la era digital, estrechamente vinculados a las tecnologías de la información y de la Comunicación que influyen y modifican nuestra vida personal, familiar y social, y muy especialmente los jóvenes, nativos digitales”.  En este sentido, y basándose en el proyecto Andalucía Detecta, la Junta de Andalucía, a través del IAM, creó la aplicación DetectAmor,con la finalidad de sensibilizar y prevenir la violencia machista en la juventud andaluza.“Se trata de un recurso lúdico para que chicos y chicas, jueguen, se diviertan, investiguen sobre las relaciones de pareja y su idea del amor y al mismo tiempo reflexionen sobre sus actitudes en relación al machismo y la violencia de género”, según Baena.

El planteamiento fundamental de DetectAmor es el abordaje y la detección de indicadores de abuso en las parejas jóvenes, de mitos de amor romántico, y la importancia de mantener relaciones igualitarias y sin machismo, abundando en aspectos como la Percepción de abuso y maltrato en parejas jóvenes; ofreciendo Información y conocimiento sobre maltrato y violencia de género y abordando también el Sexismo interiorizado., a través de 10 juegos que la convierten en un recurso educativo versátil y flexible que permite utilizarlo directamente por jóvenes, o por cualquier agente educativo para introducir, informar y profundizar en el tema de la prevención de la violencia machista en parejas jóvenes.

App Detect Amor
App Detect Amor

Por su parte, la Delegada de Educación, Cultura y Deporte, Manuela Gómez, determinó “que la educación es, sin duda, un espacio privilegiado y necesario para fomentar la reflexión crítica sobre las desigualdades entre hombres y mujeres, sobre todo en estos tiempos que corren en los que se ve un retroceso en la percepción de la igualdad en comportamientos y actitudes de los jóvenes, tanto de chicos como de chicas”.

Destacó también Manuela Gómez que la educación de la igualdad entre los hombres y las mujeres debe ser algo que se aprende en familia, que son quienes mejor pueden educar a sus hijos con el ejemplo. En este sentido asegura que “en una casa don de los chicos ven al padre asumir funciones tradicionalmente asignadas a las madres, donde no se permiten distinciones entre los hijos varones y las hijas o donde se mantienen relaciones de afecto y respeto será una casa y una familia mejor pertrechada para comprender y combatir esas desigualdades que muchas veces vemos en nuestro entorno y de las que se hacen eco los medios de comunicación”.

Andalucía fue pionera en la elaboración de un Plan de Igualdad entre hombres y mujeres en Educación. Gracias a ese Primer Plan de Igualdad, que se aprobó en 2005, estos principios con un enfoque transversal de la perspectiva de género están presentes en todas las acciones educativas.