Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Ciudad de la Justicia de Córdoba es la tercera de Andalucía.
La Ciudad de la Justicia de Córdoba es la tercera de Andalucía.

Redacción. El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha subrayado que el inicio de las obras de la Ciudad de la Justicia de Córdoba supone un ejemplo de colaboración institucional que debería extenderse a los proyectos de infraestructuras judiciales de Sevilla y Cádiz.

De Llera ha señalado que esta infraestructura, tercera Ciudad de la Justicia de Andalucía tras Málaga y Almería y primer proyecto judicial que se afronta con la fórmula de colaboración público-privada, albergará todos los órganos judiciales unipersonales de la capital, así como la Audiencia Provincial, la Fiscalía, el Instituto de Medicina Legal y otros espacios y contará con espacio suficiente para albergar futuros crecimientos.

«Córdoba es una ciudad privilegiada por disfrutar de una inversión de esta envergadura en momentos de dificultad económica», ha subrayado el consejero, tras agradecer la colaboración del Ayuntamiento de Córdoba y de los operadores jurídicos para ejecutar «una obra muy demandada por toda la ciudad».

De Llera ha destacado también que el edificio reunirá todos los requerimientos del nuevo modelo de Oficina Judicial y Fiscal que ha comenzado a desarrollar la Junta en Andalucía, lo que permitirá a Córdoba contar con una infraestructura que pondrá a sus servicios judiciales a la altura del siglo XXI.

Junto con la construcción del edificio se ha contratado su mantenimiento integral y limpieza, la gestión del archivo judicial y la explotación de la cafetería, de las máquinas expendedoras de bebidas y alimentos, y de las placas fotovoltaicas del recinto.

El consejero de Justicia e Interior ha visitado las obras acompañado del alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto, de los operadores jurídicos y de los representantes de los sindicatos judiciales.

La construcción de la Ciudad de la Justicia de Córdoba supondrá la creación de unos 550 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, y traerá consigo una reactivación del mercado de la construcción. El plazo previsto de ejecución de las obras es de 36 meses, lo que permitirá, según De Llera, que el edificio esté terminado a finales de agosto del año 2017.