Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. El Alcobendas no se dejó sorprender en La Fuensanta. El Adesal llegaba con tres victorias consecutivas y muy buenas sensaciones, pero el cuadro madrileño, al que le faltaba una victoria a domicilio para despegar en la Liga, no le dio muchas opciones. En cuanto que pudo, se marchó y dejó que hay diferencias entre unos y otros.

Fue un comienzo feo por parte de los dos equipos. Ataques demasiado trabados, espesos y con malas selecciones de tiro por parte de ambos conjuntos. Así, los goles tardaban en llegar, salvo para Silvia Arderius, que ponía las gotas de calidad. El caso es que el partido se movía por unos márgenes estrechos, aunque siempre con ventaja de las madrileñas.

A Rafael Moreno no le gustaba lo que veía y pidió un tiempo muerto para hacer algunos retoques en ataque e intentar Alba García tuviera menos comodidad en los seis metros. La medida tuvo efecto, puesto que Carlota Rubio puso el empate a 5 y después Amit disparó al Adesal con dos goles de ventaja (7-5). Incluso llegaron a ser tres, pero entonces Alcobendas reaccionó con un parcial de 0-4 culminado por una vaselina de Leire Aramendía y ayudado por la exclusión de Amit. De nuevo, Moreno, para sujetar el partido, agotó su cupo de tiempos muertos en este tiempo.

Y es que el Adesal se perdió en entregas malas, lo que propició que el Alcobendas saliera con facilidad en contragolpes. Así, la escuadra fuensantina estuvo casi nueve minutos sin anotar, pero a eso se le sumó alguna que otra decisión de Vera y Casado, cuyo concepto del pasivo en los ataques del Alcobendas era demasiado elástico. Con todo, las madrileñas demostraban su nivel y la renta de cinco goles era su mejor aval. Antes del descanso, dos tantos de Carlota Rubio dieron cierta esperanza e incluso pudo ser mejor, pero el último ataque de las fuensantinas derivó en un coltragolpe del Alcobendas que puso el 12-16. Mucho por mejorar.

Y esa sensación dio de salida con dos goles de Yacaira Tejeda. Pero Alcobendas se repuso pronto gracias a las conexiones entre Arderius y Aramendía. Así, la frontera de los cuatro goles comenzó a ser demasiado lejana para las fuensantinas. Aun así, no se dejaron ir e intensificaron su trabajo defensivo. Por el contrario, el ataque perdió fluidez y eso fue lo que disparó a las madrileñas, que vieron el tramo final con mucha tranquilidad. En ese tramo, Sol Ceballos era la más destacada. Como muestra, el Adesal se secó en sólo 6 goles en todo el periodo y repitió vicios como las innumerables pérdidas defensivas.

Vista la situación, Moreno oxigenó a su equipo y dio minutos a Maku García, la recién incorporada a los entrenamientos. También Félix García rotó a las suyas. En sí, el partido estaba acabado desde hacía tiempo y ya ambos ponían la vista hacia la próxima jornada.

Ficha del partido

Adesal – 18 – Mar Sobrino; Masha, Yacaira Tejeda (4), Alba Sánchez, Arantxa Hernández (1) Carlota Rubio (5, 3p) y Lulú Dascalu (3) -siete inicial-, Meriem, Amit (3), Isa Moreno, Ángela Ruiz (2) y Maku García.

Alcobendas – 29 – Estela Carrera; Teresa Francés (4), Alba García (2), Mónica Ausás (1), Silvia Arderius (7, 2p), Raquel de la Cruz (1) y Aramendía (6) –siete inicial-, Sol Ceballos (p), Judith Sans (2), Saray Prieto (1), Ana Ferrer, María Francés (1p), Noelia Cardador (1), Raquel Navas (2), Bartolomé, Rodríguez y Talavera (1).

Árbitros: Vera y Casado. Excluyeron a las locales Amit, Alba Sánchez, Yacaira Tejeda y Masha; y a las visitantes Sans, Teresa Francés, Ausás.

Parciales: 1-2, 3-4, 6-5, 8-9, 9-13, 12-16 (descanso), 14-17, 15-18, 15-20, 15-22, 17-25 y 18-29.

Incidencias: La Fuensanta. Partido correspondiente a la séptima jornada de Liga en la División de Honor femenina ante 100 espectadores.