Eduardo Eraso Ruiz durante su exposición.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

 Eduardo Eraso Ruiz durante su exposición.
Eduardo Eraso Ruiz durante su exposición.

Redacción. Eduardo Eraso Ruiz, coordinador del Área Agropecuaria y Forestal de Asaja-Córdoba, se ha trasladado hasta la capital italiana para asistir como ponente en el V Congreso Nacional de la Organización, “Unione Italiana del Lavori Agroalimentari”, en el que se ha comparado la forma de aplicar la reforma en ambos países. Entre los asistentes se encontraban agricultores y representantes de las instituciones italianas, como Francesco Tropea, experto de Agricultura de la Representación Permanente de Italia en la Unión Europea.

El V Congreso Nacional de la Organización “Unione Italiana del Lavori Agroalimentari”, que se esta celebrando durante toda la semana en el Centro de Convenciones de Roma, bajo el titulo “El trabajo, la impronta de nuestras vidas”, ha contado con la asistencia de ponentes de primer nivel como el Ministro Italiano de Agricultura, Mauricio Martina o el Parlamentario Europeo, Paolo di Castro.

Asaja ha participado en la sesión referida a política y en la que han participado personalidades como Paolo di Castro, que además de Parlamentario Europeo es Presidente de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo y ha participado activamente en la negociación de la nueva PAC en Bruselas, o Raffaelle Borriello, responsable del gabinete del Ministro de Agricultura de Italia.

Eduardo Eraso Ruiz ha expuesto ante 350 asistentes, entre los que se encontraban miembros de la organización, agricultores y miembros de las instituciones italianas, cómo se va a aplicar en España la Nueva PAC. Por parte de Italia ha intervenido Francesco Tropea, experto de Agricultura de la Representación Permanente de Italia en la Unión Europea.

La sesión ha servido para comparar las diferentes maneras de aplicar la nueva PAC en ambos países. Destaca la diferencia de requisitos exigidos para el concepto de agricultor activo, o el hecho de que en Italia, a diferencia de España, sí se va a destinar parte del presupuesto para dar ayudas acopladas tanto al Trigo Duro como al Olivar. En lo que sí han coincidido ambos países es en el exceso de burocracia que va a suponer la aplicación de la nueva PAC.