Proyecto de la Ciudad de la Justicia de Córdoba. / Foto: foro.capitalsim.net

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Proyecto de la Ciudad de la Justicia de Córdoba. / Foto: foro.capitalsim.net
Proyecto de la Ciudad de la Justicia de Córdoba. / Foto: foro.capitalsim.net

Redacción. La construcción de la Ciudad de la Justicia de Córdoba supondrá la creación de unos 550 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, según resaltó este jueves 23 de octubre en el Parlamento el consejero de Justicia e Interior, mostrando su satisfacción por el comienzo de las obras de este proyecto.

Como respuesta a una pregunta parlamentaria, De Llera señaló que la puesta en marcha de esta infraestructura, que albergará todos los órganos judiciales unipersonales de la capital, así como la Audiencia Provincial, la Fiscalía, el Instituto de Medicina Legal y otros espacios, traerá consigo una “reactivación del mercado de la construcción”, ayudando de esa forma a la creación de empleo en Córdoba.

“Estamos ante un proyecto de gran calado”, el tercero de este tipo que se lleva a cabo en Andalucía tras las Ciudades de la Justicia de Almería y Málaga, subrayó el consejero, tras agradecer la colaboración del Ayuntamiento de Córdoba para ejecutar “una obra muy demandada por toda la ciudad y por los profesionales de la justicia, en concreto.

Además, el titular de Justicia e Interior hizo hincapié en que se trata del primer proyecto de infraestructuras judiciales en el que se emplea la fórmula de colaboración público-privada, un mecanismo que ya se venía aplicando en obras viarias y portuarias, así como en la construcción de edificios administrativos.

«Después de meses de un arduo proceso y tras superar el principal problema que nos hemos encontrado, el de la financiación, una vez que la sociedad adjudicataria ha ultimado ciertos trámites administrativos y bancarios para poder iniciar las obras, hoy podemos decir que la Ciudad de la Justicia de Córdoba comienza a ser una realidad”, afirmó el consejero.

En su intervención, De Llera destacó también que el edificio reunirá todos los requerimientos del nuevo modelo de Oficina Judicial y Fiscal que ha comenzado a desarrollar la Junta en Andalucía, lo que permitirá a Córdoba contar con una infraestructura que pondrá a sus servicios judiciales a la altura del siglo XXI.

Según el consejero, junto con la construcción del edificio se ha contratado su mantenimiento integral y limpieza, la gestión del archivo judicial y la explotación de la cafetería, de las máquinas expendedoras de bebidas y alimentos, y de las placas fotovoltaicas del recinto.

El plazo previsto de ejecución de las obras es de 36 meses, lo que permitiría, según De Llera, que el edificio estuviese terminado a finales de agosto del año 2017. En el contrato de adjudicación, se establece la concesión de la explotación del inmueble a la empresa constructora por un máximo de 25 años, tras los cuales la titularidad del edificio revertirá a la Junta de Andalucía.