Embarazo.

Javier Collado

Dobuss

Este tipo de ayudas mejoran la situación de las familias cuando llega un nuevo miembro.
Este tipo de ayudas mejoran la situación de las familias cuando llega un nuevo miembro.

Redacción. La Diputación de Córdoba, a través del Instituto Provincial de Bienestar Social, Ipbs, destina un total de 1,2 millones de euros a dos programas sociales, el correspondiente a Ayudas al Nacimiento, que cuenta con un presupuesto de 300.000 euros; y el programa de Empleo Social, que cuenta con una partida económica de 900.000 euros, de los que ya se han ejecutado 600.000 euros.

La delegada del Área, Dolores Sánchez, ha destacado que sendos programas “tratan de aliviar las necesidades económicas por las que están pasando muchas familias con escasos recursos en los tiempos actuales, ya sea por la incorporación de un nuevo miembro a la familia o porque se traten de personas en riesgo de exclusión social o parados de larga duración”.

En lo referente al programa de Nacimiento, Adopción, Acogimiento Preadoptivo o situación equivalente en caso de adopción internacional, Sánchez ha explicado que “se tratan de ayudas por valor de 300 euros para familias que vivan en municipios de menos de 10.000 habitantes y que tengan un sueldo inferior a 12.000 euros al año que hayan aumentado la unidad familiar”.

Así mismo, ha insistido en que “inicialmente el Ipbs contaba con una partida presupuestaria para este programa de 125.000 euros, al que se le sumaron un total de 175.000, a través de una modificación de crédito, debido a la gran acogida que estaba teniendo en la provincia de Córdoba”.

Esta convocatoria, que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2014 y que tiene carácter retroactivo, pretende según la delegada de Bienestar Social de la institución provincial, “aminorar los estragos de la crisis, en familias en las que aumentan su número de miembros; ya han sido 300 las solicitudes en lo que va de año, aumentando estas siempre en el último trimestre del mismo”.

Por otra parte, otro de los programas más demandados que la Diputación de Córdoba tiene en vigor, a través del Ipbs, es el Programa de Empleo Social. Este programa, cofinanciado con los ayuntamientos de la provincia, cuenta con una partida presupuestaria de 900.000 euros, con la intención de ayudar a las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social o parados de larga duración.

En este sentido, la delegada ha resaltado que “hay que trabajar y apostar por el empleo social, ya que en estos municipios es muy complicado encontrar un empleo y más cuando se trata de personas en riesgo de exclusión”.

Del mismo modo, Dolores Sánchez ha subrayado que “a día de hoy han sido 528 los empleos sociales solicitados a través del Ipbs, con un total ejecutado de 600.000 euros”.