Carro de comida.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Carro de comida.
Carro de comida.

Redacción. Más de 38.000 personas de la provincia de Córdoba se beneficiarán a lo largo de este año de los algo más de 840.000 kilos de comida que repartirá Cruz Roja Española dentro del Plan de Alimentos 2014, que depende del Fondo Español de Garantía Agraría (Fega) y está encuadrado en las medidas de regulación del mercado de productos agroalimentarios de la Política Agrícola Común (PAC).

En las próximas semanas concluye la segunda y última fase de esta campaña, en la que participan 125 entidades de la provincia, que abarcan desde los propios centros y asambleas de Cruz Roja hasta ayuntamientos, residencias de mayores, escuelas infantiles, centros de drogodependencias y organizaciones sociales de diversa índole.

Los alimentos se distribuyen a través de Cruz Roja y la Federación de Bancos de Alimentos (Fesbal), que aportan su experiencia y recursos en la distribución de alimentos a entidades sociales.

La ‘cesta’ establecida por el Fega incluye 9 alimentos, comprados mediante un procedimiento de licitación pública. Los alimentos de la cesta son poco perecederos, de fácil transporte y almacenamiento. Se trata de alimentos de carácter básico, de manera que los beneficiarios finales puedan preparar fácilmente una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

Esta ayuda va dirigida a individuos o grupos familiares especialmente vulnerables, como son familias con menores y/o personas mayores a su cargo, familias monoparentales, personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, personas incapacitadas para el trabajo o afectadas por toxicomanías o sida, menores en situación de desamparo, mujeres maltratadas, minorías étnicas, inmigrantes, refugiados, asilados, ex reclusos, transeúntes, y personas mayores perceptoras de las pensiones más bajas.

En este sentido, y en el marco del Día Mundial de la Alimentación –que se conmemora hoy 16 de octubre-, conviene recordar que la crisis ha llevado a Cruz Roja a reforzar, por una parte, los programas habituales de respuesta social y de lucha contra el desempleo y la discriminación en el mercado laboral y, por otra, a poner en marcha desde 2009 una serie de intervenciones de emergencia social como el citado Plan de Alimentos.

Además, la institución humanitaria lleva a cabo múltiples iniciativas de recogida de alimentos en las que colaboran empresas (a veces entre sus trabajadores), instituciones y la ciudadanía en general. Cabe reseñar en esa línea, por ejemplo, la estrecha colaboración que el Grupo DEZA mantiene con Cruz Roja desde que esta lanzara su Llamamiento de emergencia ante la crisis en mayo de 2012, traducida en periódicas donaciones tanto económicas como en especie y en las Operaciones Kilo que el primer fin de semana de cada mes se organizan en su supermercado del Centro Comercial Zoco. O el acuerdo firmado con la Federación Provincial de Minusválidos Físicos de Córdoba (Fepamic) –dentro de las acciones de conmemoración de su 25 aniversario- para repartir 25.000 comidas entre familias de Córdoba en riesgo de exclusión social.