Movilidad sostenible.
Movilidad sostenible.

Javier Collado

Dobuss

Movilidad sostenible.
Movilidad sostenible.

Redacción. Los municipios cordobeses de más de 20.000 habitantes deberán elaborar Planes Urbanos de Movilidad Sostenible. Así lo recoge el anteproyecto de la Ley Andaluza de Movilidad Sostenible, aprobado el 16 de septiembre y que el Consejo de Gobierno prevé llevar al Parlamento en el segundo periodo de sesiones de 2015. A Córdoba, Baena, Cabra, Lucena, Montilla, Palma del Río, Priego de Córdoba y Puente Genil  se sumarán en esta obligación legal todos los municipios en los que el Plan Territorial de Movilidad Sostenible de la Aglomeración Urbana de Córdoba, actualmente en elaboración por parte de la Consejería de Fomento y Vivienda, detecte problemas, carencias o necesidades especiales en materia de movilidad.

Así lo ha señalado Elena Cortés, consejera de Fomento y Vivienda, que ha animado a toda la sociedad civil a participar haciendo aportaciones en el periodo de exposición pública del anteproyecto de Ley, que se prolongará hasta el 17 de octubre. “La Ley, al igual que ocurrió con el Plan Andaluz de la Bicicleta, será mejor cuanto más se involucre en ella la ciudadanía”, ha señalado Cortés. “Córdoba y su área metropolitana, así como todos los municipios con necesidades de movilidad complejas, afrontan con esta Ley cambios que serán profundos y duraderos. Es imprescindible que la ciudadanía se implique y tome la palabra para definir esos cambios”, ha señalado la consejera.

Costes externos. Los Planes Urbanos que deben realizar los ayuntamientos incluirán: un diagnóstico de la movilidad y su evolución previsible; trazados de plataformas reservadas para el transporte público; trazados de vías ciclistas y peatonales; medidas para el fomento de la intermodalidad y la recuperación del espacio público libre de vehículos; mapas de zonas de calmado de tráfico; caminos escolares seguros; una planificación de infraestructuras con programas de inversiones y previsión de costes de mantenimiento; objetivos concretos a lograr en materia de movilidad sostenible; un estudio económico que contemple sus instrumentos de financiación; y un informe de costes externos de todas las actuaciones recogidas.

Dichos Planes Urbanos deberán a su vez identificar los centros generadores de movilidad de sus municipios, entre ellos centros de trabajo con 200 o más personas; centros educativos con más de 250 personas, entre alumnado y profesorado; polígonos industriales y parques empresariales; grandes superficies minoristas y centros de ocio; hospitales, centros de salud y establecimientos sanitarios que cuenten con más de 250 personas entre usuarios y personal; estadios, pabellones deportivos y edificaciones donde se desarrollen espectáculos con gran afluencia de público. Estos centros deberán elaborar también planes de movilidad sostenible.

“La Ley incidirá en los mismos principios de La Ciudad Amable: más transporte público, más bicicleta y rentabilidad social garantizada en todos los proyectos de infraestructuras, que deberán incluir no sólo un informe de viabilidad económica, sino también de costes externos. Es decir, de costes ambiéntales, sociales y sobre la salud pública”, ha explicado la consejera, que ha recordado que Andalucía es “la primera comunidad que establece este requisito”. Todos los Planes Urbanos deberán incluir también informes de costes externos.

Pago de los promotores urbanísticos. “La Ley, ha señalado Cortés, también promoverá un modelo de ciudad compacta y fácil de surtir de servicios”. La consejera ha explicado que “el anteproyecto establece que los promotores de nuevas urbanizaciones que generen más necesidades de movilidad y por lo tanto de infraestructuras deberán contribuir a sufragar el coste de las mismas”, lo que incidirá en la eficiencia del desarrollo urbanístico y el modelo de ciudad.

Ello implica que si un desarrollo urbanístico aislado implica la construcción de una nueva infraestructura, el promotor deberá contribuir económicamente a sufragarla, ha explicado Cortés.