Objetos intervenidos Policía Operacion Pretorio
Objetos intervenidos por la Policía Nacional.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Objetos intervenidos Policía Operacion Pretorio
Objetos intervenidos por la Policía Nacional.

Redacción. Funcionarios policiales pertenecientes a la Comisaría Provincial de Córdoba han desarrollado en los últimos días dos operaciones consecutivas y relacionadas entre sí, sobre miembros de una organización criminal de origen georgiano cuyas actividades principales eran los robos especializados en el interior de domicilios de la capital de Córdoba y otras ciudades españolas, y el uso y distribución de documentos de identidad falsificados, principalmente de países de la Unión Europea.

Ambas operaciones se enmarcan dentro del Plan Operativo de lucha contra la delincuencia itinerante, establecido desde la Dirección General de la Policía a nivel nacional, con especial orientación a la prevención e investigación de los robos en domicilios.

La primera de las operaciones, denominada policialmente “Pretorio”, fue iniciada durante el último trimestre del año 2013, cuando comienzan a detectarse robos en el interior de domicilios en los que no se observaban daños en puertas ni cerraduras, y en los que los propietarios manifestaban de forma contundente que habían dejado sus domicilios perfectamente cerrados con las vueltas completas que les permitían sus cerraduras.  Los efectos sustraídos eran siempre dinero y joyas.

Después de varios casos de similares características, de la realización de inspecciones oculares en los domicilios, entrevistas con los moradores, vecinos, etcétera, se llegó a la conclusión de que los autores eran especialistas en la técnica del “bumping”, sistema de apertura de cerraduras mediante el uso de una llave manipulada convenientemente y el uso de una determinada técnica de giro y percusión sobre la misma.

Las investigaciones realizadas por el Grupo de investigación especializado en este tipo de delitos fuero extremadamente complicadas, los autores eran muy discretos en sus movimientos, apenas existían testimonios que facilitaran algún dato de algún sospechoso, las víctimas tardaban en ocasiones en ser conscientes de que habían robado en sus domicilios, el seguimiento de los efectos robados, principalmente dinero y joyas, no daba ningún fruto, reafirmando la idea de que se encontraban ante un grupo altamente especializado y con enorme movilidad.

Finalmente las investigaciones permitieron determinar que se encontraban ante un grupo criminal integrado por ciudadanos originarios de Georgia, asentados en la localidad cordobesa de Puente Genil, algunos de ellos con antecedentes previos por delitos contra la propiedad.

Las vigilancias y seguimientos, a pesar de la enorme dificultad que entrañaron, debido a las inusuales medidas de seguridad que adoptaban los miembros del grupo, permitieron conocer la existencia de tres domicilios ubicados en la localidad ya mencionada.  Igualmente pudo determinarse la gran movilidad de los integrantes de este grupo por diferentes provincias de la geografía nacional, e incluso en algunos países de nuestro entorno.

El pasado 31 de agosto de 2014 comenzó la operación de detención de este grupo criminal y, contando con los preceptivos autos de entrada y registro acordados por el titular del Juzgado de Instrucción nº 4 de Córdoba, se procedió a la entrada y registro en los referidos domicilios dando como resultado la detención de siete ciudadanos de origen georgiano, seis varones y una mujer.

En los registros practicados fueron incautados alrededor de 12.500 euros en efectivo y diversas cantidades de divisas extranjeras en billetes (dólares, libras esterlinas, y de otros países); joyas de diferentes tipos, en oro amarillo y blanco, algunas piezas con abundante pedrería, que arrojaron un peso bruto cercano a los 2.150 gramos, escondidas en el interior de calcetines; cuatro diamantes; relojes de alta gama y documentos de identidad falsos (pasaportes y permisos de conducir) de varios países, con fotografías de los detenidos y otras identidades distintas a las propias, entre otros.

A los integrantes de este grupo criminal o “célula”, se les considera responsables de un alto número de robos en interior de domicilios ocurridos en Córdoba en los últimos diez meses, lo que deberá determinarse con las consiguientes investigaciones sobre los efectos intervenidos y las víctimas de estos delitos.

Asimismo se viene investigando, en igual sentido, su relación con un importante número de robos en domicilios perpetrados en otras provincias españolas.

En esta operación han participado funcionarios policiales de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Córdoba, llevando el peso el Grupo de Patrimonio II de la misma, contando con el apoyo de funcionarios de la Comisaría General de Policía Judicial en Madrid, Brigada Central de Crimen Organizado (Udyco Central), Goes de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental y policías de los GOR de la Comisaría Provincial de Córdoba (Distritos Este y Oeste).

Cabe señalar que en el discurrir de esta Operación Pretorio se generó un cruce de datos, relativos a uno de los investigados, que desembocó en una relación directa de la misma con otra operación a nivel europeo, coordinada en España por la Comisaría General de Policía Judicial – Udyco Central – Brigada C. de Crimen Organizado, denominada “Operación Geo”, cuyo objetivo era el desmantelamiento de infraestructuras de la organización criminal mafiosa georgiana conocida como “Ladrones en la Ley” en varios países de la Unión Europea, concretamente pisos de seguridad donde instalar a los diferentes grupos de delincuentes especializados que tienen repartidos por Europa, entre ellos España, así como descubrir la trama de distribución de documentos falsos comunitarios con los que se “dota” a sus miembros para facilitarles los movimientos en esos países.

Esta operación, de la que ya se ha dado cumplida información a nivel nacional por el Director General de la Policía, se desarrolló el pasado 9 de septiembre, y en ella también intervinieron funcionarios policiales de la Comisaría Provincial de Córdoba, concretamente de la Brigada Provincial de Policía Judicial, de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras y de la Comisaría General de Policía Judicial, Udyco Central – Bcco.

La misma se desarrolló con la realización de cuatro entradas y registros practicados de forma simultánea, autorizados desde la Audiencia Nacional y asistidos por Secretarios Judiciales de varios juzgados de Córdoba.

El balance de la misma, en lo concerniente a Córdoba capital, se concretó en la detención de tres ciudadanos nacionales de Georgia. También fueron intervenidos en los registros practicados 13 teléfonos móviles, cinco ordenadores portátiles, documentos pertenecientes a varios individuos de origen georgiano que no se hallaban en los domicilios, y una gran cantidad de documentación relativa a envíos de remesas de dinero con destino a Georgia, a través de compañías o empresas privadas, y de paquetería con el mismo destino.

Características de las «células». Se configuran a nivel interno con una estructura formal, en la que siempre hay un responsable del grupo y de las actuaciones.  Asimismo podemos encontrar a especialistas en distintas técnicas para la entrada en los domicilios y otros miembros que se encargan del alquiler de pisos, poner a su nombre vehículos, recepcionar documentos falsos, envío de remesas de dinero y paquetería a Georgia, etcétera.

Son poco penetrables a infiltraciones debido a que sus relaciones están basadas principalmente en clanes familiares o de amistad y ser originarios del mismo pueblo o ciudad.

Realizan escasa socialización en su entorno y no generan conflictos que les delaten externamente.

Tienen gran movilidad, tanto en el país en el que se asientan como a nivel europeo.  Normalmente no suelen estar asentados más de un año en un lugar.  Se sirven de pisos alquilados por otros miembros de “Ladrones en la Ley” para ir cambiando de ubicación cuando lo necesitan, sobre todo cuando creen que han podido ser descubiertos o sienten más presión policial.

Suelen actuar en barrios en los que detectan un perfil de clase media, preferentemente, en los que saben van a encontrar dinero y joyas con relativa facilidad.

El fruto de sus robos es enviado a Georgia lo más rápidamente posible, normalmente en una o dos semanas se han desprendido de todo aquello que pueda incriminarles.  El dinero suelen sacarlo de España a través de empresas, ya referidas, utilizando a compatriotas como “correos” cuando viajan a su país, o llevándolo ellos mismos cada cierto tiempo.  En cuanto a joyas y dinero utilizan canales similares, o bien ellos mismos portan joyas y relojes de gran valor como si fueran suyos o utilizan a terceras personas para que hagan lo mismo y hagan entrega de dichos efectos a receptores en Georgia que les esperan a su llegada.  También se ha detectado la utilización de algunas empresas de paquetería Express con destino a dicho país.

Parte de lo robado va a las arcas de la organización o arca común, para la asistencia de presos en las cárceles, contratación de abogados, pagos a familias que tienen algún miembro encarcelado, alquiler de pisos, etcétera.

Merced a la investigación pudo conocerse que, tras un período de tiempo actuando en nuestra capital, el grupo ahora desarticulado tenía la intención de abandonar Puente Genil en pocos días, para establecerse en localidades de la costa levantina y/o catalana.

 

El balance de la Operación PRETORIO puede calificarse como altamente positivo, teniendo en cuenta la gran dificultad que ofrece desarticular un grupo criminal de este tipo, y sobre todo lograr intervenirle herramientas específicas para la comisión de robos, como las relacionadas, así como el fruto de varios robos, como en el presente caso.