Procesión Fuensanta
Salida Procesional de Nuestra Señora de la Fuensanta. / Foto: Facebook Hdad.Rocío.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Nuestra señora de la fuensanta
Nuestra Señora de la Fuensanta.

Patricia Monterroso. La capital de Córdoba celebra hoy 8 de septiembre la festividad de la Fuensanta, copatrona de la ciudad. Un día festivo este lunes que pone fin a un fin de semana repleto de festejos y actos religiosos. Así, en el día de ayer tenía lugar la procesión de Nuestra Señora de la Fuensanta, Patrona de las Hermandades en su regreso al Santuario tras el traslado a la Catedral en vía crucis de la mañana. 

Como explica Toñy Benavente en su blog «Descubriendo Córdoba con Rutas por Córdoba«, el origen de la devoción a la Fuensanta se sitúa en torno a 1420. «Según cuenta la leyenda, un humilde cardador de lanas, Gonzalo García, paseaba un día por el entorno preocupado por la enfermedad de su esposa e hija cuando se encontró a dos mujeres y un joven (la Virgen, Santa Victoria y San Acisclo) que le hablaron de las propiedades curativas del agua que brotaba al pie de una higuera que había junto a un arroyo. La esposa e hija bebieron este agua y sanaron. La propiedad curativa de este agua alcanzó rápidamente fama por toda Córdoba, acudiendo muchos enfermos de toda clase de dolencias para beberla», cuenta Benavente.

Procesión Fuensanta
Salida Procesional de Nuestra Señora de la Fuensanta. / Foto: Facebook Hdad.Rocío.

Pero la leyenda en torno a la Fuensanta continuaría 22 años más tarde. «En 1442 un ermitaño tuvo una visión, que en el interior de la higuera había una imagen de la Virgen. Ésto le fue comunicado al obispo Sancho Rojas, quién ordenó abrir la corteza del árbol en su presencia apareciendo una Virgen de barro con corona y, en el brazo izquierdo, el Niño Jesús».

Finalmente, la devoción por la Virgen se extendería y en el siglo XV se construiría su Santuario. En el blog, Benavente cuenta como «al templo acudían los fieles para pedir curaciones, entregando a cambio sus exvotos, formando una curiosa colección, destacando un hueso de ballena, un caparazón de tortuga y el conocido «caimán de la Fuensanta» sobre el que circula multitud de leyendas, aunque en realidad se trata simplemente del exvoto de un indiano». Se cree que este indiano era Fernán Sánchez de Castillejo, quien también donaría el Cristo de la Capilla del Sagrario del Santuario.

Procesión Fuensanta
Santuario de la Fuensanta. / Foto: www.descubriendocordobaconrutasporcordoba.blogspot.com.es/

En cuanto al origen de la feria de la Fuensanta, o la tradicional Velá -que este año se celebraba el sábado 6 de septiembre con la actuación de El Mani- se remonta a las «veladas que en los años sucesivos a la aparición se celebraban en los alrededores de la ermita hasta llegar a convertirse en feria pasado unos cuantos siglos, aunque la primera fecha en la que aparece como tal es en 1789», apunta Toñy Benavente en Descubriendo Córdoba con Rutas por Córdoba.

 

1 Comentario

  1. Toda tradición de veneración a las virgenes Marianas, tienen su origen en los Santuarios ibericos, griegos y romanos en los que se adoraba a la Diosa Madre, representada por los manantiales y veneros, fuente de salud y fertilidad. Eran religiones naturalistas, que con la llegada del cristianismo la Diosa Madre (Ceres, Demeter, Isis….) fueron sustituidos por la Virgen Maria, en todas sus versiones, interpretaciones o estados.

Comments are closed.