Producto ecológicos

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

 

El tomate es uno de los alimentos afectados por el veto ruso.
El tomate es uno de los alimentos afectados por el veto ruso.

Redacción.  La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha asistido en Madrid al Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios en el que se ha abordado, exclusivamente, el tema del veto ruso a la importación de productos agroalimentarios procedentes de la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Australia, Canadá y Noruega. Víboras ha reiterado la petición de Andalucía para que se amplíen las medidas compensatorias y el presupuesto y ha recordado que “ni los agricultores ni los ganaderos andaluces son responsables de esta crisis”.

Durante su intervención, la consejera ha explicado la preocupación de Andalucía por la duración y el alcance que pueda tener esta crisis, “incierta y dependiente de decisiones políticas de un tercer país”. Por ello, las medidas establecidas hasta ahora son “muy limitadas, dirigidas a corto plazo y con un presupuesto muy reducido.

En este sentido, la titular andaluza ha recordado que la Comisión Europea (CE) ha valorado el impacto del veto ruso en la agricultura europea en más de 5.000 millones de euros y el presupuesto que se va a destinar para hacer frente al mismo está en torno a 165 millones de euros.

Elena Víboras también ha hecho hincapié en la desigualdad que hay en el reparto de dichas ayudas, es decir, casi dos terceras partes son para los sectores de la manzana y la pera. Estas producciones se dan en países como Francia, Alemania, Polonia e Italia fundamentalmente, y sólo una tercera parte del presupuesto está dirigido a los demás sectores.

En concreto, en frutas y hortalizas se han tomado medidas para producciones que se encuentran actualmente en plena temporada, pero no se contempla para el periodo de aplicación de las ayudas otras que también se pueden ver en dificultades como los cítricos, las berenjenas, los calabacines, las judías verdes y los subtropicales.

La consejera de Agricultura ha recordado que la CE no puede “dar por cerrado” este problema, porque el embargo está anunciado para un año. Por esta razón, además de gestionar rápidamente el problema actual, hay que ir pensando “en el medio y largo plazo”, en ampliar medidas y presupuesto para “conseguir estabilizar los mercados”.

La Junta de Andalucía mantiene contacto permanente con las Organizaciones y las Cooperativas Agrarias y con ellos, de manera conjunta, “demandamos a la Unión Europea la ampliación de medidas y presupuesto para todas aquellas producciones que se vean afectadas mientras dure esta situación, de la que no son responsables, ni los agricultores ni los ganaderos andaluces”.

Elena Víboras ha explicado que Andalucía ha sido una de las primeras comunidades autónomas en publicar instrucciones para que los productores afectados puedan retirar sus productos del mercado.

Por último, la titular andaluza ha exigido que el seguimiento de la crisis sea “continuo, el análisis de sectores adecuado y el diseño de medidas debe incluir todo el paquete de actuaciones que contempla el nuevo Reglamento de la OCM (Organización Común de Mercados) única.

La consejera de Agricultura ha informado que Andalucía participará en la formación del Consejo de la Unión Europea de Agricultura y Pesca de este segundo semestre de 2014. El próximo viernes 5 de septiembre se llevará a cabo en Bruselas un Consejo extraordinario para abordar el tema del veto ruso.