El tomate es uno de los alimentos afectados por el veto ruso.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El tomate es uno de los alimentos afectados.
El tomate es uno de los alimentos afectados.

Redacción. La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha trasladado al sector agrario andaluz el procedimiento a seguir para acogerse a las medidas excepcionales de apoyo a los productores de frutas y hortalizas destinadas al consumo en fresco que fueron anunciadas por la Comisión Europea (CE) el pasado 18 de agosto.

Las medidas anunciadas por la CE consisten, principalmente, en la posibilidad de ejecutar operaciones de retirada con destino a distribución gratuita, biodegradación o alimentación animal, así como operaciones de renuncia a efectuar la cosecha y/ cosecha en verde, para los destinos de biodegradación y alimentación animal. Los productos objeto de estas medidas son el tomate, zanahoria, repollo blanco, pimiento dulce, coliflor, pepino, pepinillo, champiñón, manzana, pera, fruta roja, uva fresca de mesa y kiwi.

La CE anunció este 2º paquete de medidas tras la decisión del gobierno ruso de prohibir las importaciones de determinados productos agroalimentarios procedentes de esta zona, Estados Unidos, Australia, Canadá y Noruega. Estas medidas se suman a las ya adoptadas la semana pasada en apoyo a los productores de melocotón y nectarina.

Las operaciones de retirada pueden ser ejecutadas por las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), por productores individuales no socios de OPFH que suscriban un contrato con las referidas organizaciones, y realicen las operaciones a través de ellas, o bien por productores no socios de OPFH de forma individual comunicando la intención de ejecutar la operación directamente a la administración autonómica, esta última vía en caso de que sea autorizada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Por su parte, las operaciones de renuncia a efectuar la cosecha o cosecha en verde, pueden ser realizadas por las OPFH o por los productores individuales, no socios de estas organizaciones, mediante comunicación directa a la administración autonómica.

El procedimiento para acogerse a ellas establecido por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural consta de una notificación previa a la Administración relativa a la intención de realizar una operación de retirada o renuncia de cosecha o cosecha en verde, según corresponda. Tras obtener la autorización del Gobierno regional, los productores afectados pueden llevar a cabo la ejecución de las operaciones de retirada bajo el control de la Administración.

Aunque aún no ha sido publicado el Reglamento de la CE, que regulará los requisitos y condiciones detalladamente, la medida anunciada por Bruselas se aplicará, con carácter retroactivo, desde el pasado 18 de agosto, por lo que el gobierno andaluz, en base al borrador del reglamento elaborado por la CE, ha puesto en marcha el procedimiento para que los agricultores y OPFH puedan solicitar la autorización de las operaciones de gestión de crisis. Este procedimiento podrá adaptarse a lo que finalmente se establezca en el reglamento que se publique y, por lo tanto, las ayudas quedan supeditadas a lo que dicte el citado reglamento.

Además, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, mantendrá reuniones de carácter técnico con las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas y con las Organizaciones Profesionales Agrarias y la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias, para informar y explicar los detalles del procedimiento establecido, en espera de que alguno de ellos pueda modificarse si la Comisión considera las propuestas demandadas por el gobierno andaluz.