Ayuda.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Se espera que esta iniciativa acerque las realiades del norte y el sur.
Se espera que esta iniciativa acerque las realiades del norte y el sur.

Redacción. La Diputación de Córdoba, a través de la Delegación de Recursos Humanos y Cooperación, ha puesto en marcha la primera convocatoria de pasantías, a la que se han acogido seis solicitantes que han demandado un total de diez ayudas. Los destinatarios están representados por profesionales y técnicos de países en desarrollo a los que se le facilitará información y conocimiento para la puesta en marcha de técnicas aplicables a sus necesidades.

Las demandas han sido dirigidas a diferentes organismos autónomos de la Diputación, como el Instituto Provincial de Bienestar Social, el Consorcio Provincial de Incendios, o el Consorcio Provincial de Desarrollo Económico; lo que hará posible, según la delegada de Recursos Humanos y Cooperación de la institución provincial, Pilar Gracia, “la implicación de estas instancias con la cooperación al desarrollo y su acercamiento a la realidad de la prestación de los servicios públicos en estos países”.

En este sentido, la diputada ha afirmado que “la novedad más importante de esta nueva convocatoria es que permitirá hacer posible que la cooperación para el desarrollo adquiera transversalidad en la Diputación de Córdoba”. Además, Gracia ha resaltado que el objetivo, recogido en las Directrices de Cooperación Internacional de la institución provincial, trata de “facilitar la participación de los diferentes departamentos, empresas y organismos autónomos de la Diputación, particularmente en la cooperación basada en las asistencias técnicas como la transferencia del saber hacer”.

Las solicitudes han llegado desde los campamentos Saharauis, Guatemala, Perú, Bolivia y Camerún; países con los que la Delegación de Cooperación “tiene una larga trayectoria de trabajo”, ha subrayado Gracia. Las necesidades formativas que se pretenden cubrir están encaminadas a mejorar las habilidades en la respuesta de siniestros, asesorar a las víctimas de violencia de género, adquirir conocimientos de gestión de los servicios del agua y residuos sólidos e incentivar el sector turístico como fórmula para mejorar el desarrollo económico.

La delegada ha destacado que “esperamos que esta nueva convocatoria, cuya valoración inicial ha sido muy positiva, dé los frutos deseados y sea la primera de muchas iniciativas que acerquen las realidades del norte y el sur”.