moratalla
Palacio de Moratalla. / Foto: www.hornachuelosrural.com

Javier Collado

Dobuss

moratalla
Palacio de Moratalla. / Foto: www.hornachuelosrural.com

Patricia Monterroso / Redacción. Córdoba Viva ofrece la posibilidad de conocer de cerca una de las grandes maravillas que esconde el Parque Natural Sierra de Hornachuelos, El Palacio y los jardines de Moratalla. “Una pequeña Versalles de la que me siento enamorado”, confiesa Andrés Antúnez, gerente de Córdoba Viva.

Su historia, desde el siglo XII hasta el XX, cuenta como diferentes propietarios pasaron por Moratalla e hicieron de él, lo que es hoy, un gran legado, único en la zona. “Entre otros dueños, Moratalla perteneció a la Marquesa de Viana”, explica Antúnez.

En principio, y tras la conquista  de Moratiella por el rey Fernando III, fue propiedad de Gondruenda Ruiz de León. Después pasaría a Luis Venegas de Figueroa, a la Casa de los Señores de Belmonte, a la familia Cabrera -cuyo escudo aparece en la puerta principal del palacio-, y a Juan Bautista Cabrera y Bermy Bernuy, quien contrajo matrimonio con María del Carmen Pérez de Barradas y Bernuy, hija de los Marqueses de Peñaflor, dejando al morir a ésta la herencia de todos sus bienes, sin existir descendientes. María del Carmen contrajo segundas nupcias con don Teobaldo de Saavedra y Cueto, hijo del Duque de Rivas, sin sucesión. Don Teobaldo, al tener el señorío de Viana, posesión de su hermano mayor, logra el Marquesado de la misma denominación, pasando largas temporadas en la finca y muriendo en ella en 1898. Le sucede su sobrino don José Saavedra y Salamanca, iniciándose con él la serie de visitas y cacerías reales, desde 1908 a 1930.

moralla
Jardines de Moratalla. / Foto: www.cordobaviva.com

Es por eso que el palacio es ampliado con caballerizas y habitaciones para los huéspedes. En este sentido, cuenta el gerente, “visitaron y se hospedaron  en más de una docena de ocasiones los propios Reyes Alfonso XII y Alfonso XIII para disfrutar de las monterías que el marqués de Viana organizaba”.

En la visita organizada por Córdoba Viva, los asistentes podrán conocer el origen del majestuoso jardín, diseñado en 1914 por el arquitecto paisajista francés Jean-Claude Nicolas Forestier -autor también del Parque María Luisa, para la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929, y muchas otras joyas repartidas por todo el mundo-, quien se inspiró en Versalles para crear esta belleza. No en vano los jardines fueron declarados de Interés Artístico desde 1983.

Una visita en la que los asistentes viajarán hasta el mismo Versalles y se rodearán de belleza  y elegancia, siempre, aclara Antúnez, “con un guía oficial totalmente habilitado para realizar paseos históricos por Córdoba, en este caso por el Palacio de Moratalla”. Una de esas experiencias que vale la pena vivir y que podrá realizarse durante este puente de agosto, concretamente los días 15 y 16 de agosto a las 10 y las 12 de la mañana.