Castillo de Iznajar
Castillo de Iznajar. / Foto: wikipedia.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Castillo de Iznajar
Castillo de Iznajar. / Foto: wikipedia.

Patricia Monterroso. Tras un recorrido por los mejores castillos de la provincia de Córdoba, desde Alcolea hasta Espiel, esta segunda vuelta la comenzamos en Iznájar y su castillo y murallas urbanas. El castillo se alza sobre el gran promontorio desde el que se divisa el conjunto de la población, siendo un claro ejemplo de los castillos roqueros de la época de Al-Ándalus.

Castillo del Moral de Lucena. / Foto: tripadvisor.
Castillo del Moral de Lucena. / Foto: tripadvisor.

En Lucena se ubica el Castillo del Moral, cuya torre fue prisión de Boabdil. Ubicado junto al Coso, antigua plaza situada fuera de sus murallas, es Monumento Histórico Nacional. Su parte más antigua, la correspondiente a su parte central, fue edificada probablemente en el siglo XI durante la época judía de la ciudad. Aún se conserva su cubierta barroca y la torre del Homenaje, que fue celda del rey granadino Boabdil el Chico, capturado en la batalla del Martín González a manos del regidor lucentino Martín Hurtado. Actualmente alberga el Museo Arqueológico y Etnológico de la Ciudad.

Otra parada obligatoria es en Luque, en el Castillo de Venceaire. Una edificación sobre un risco que domina todo el pueblo. Fue construido por Muhammad I hacia el año 879 y reconstruido o reformado hacia finales del siglo XIII. El nombre del castillo de Luque –Venceaire- es un deformación de su nombre original, Albenzaide o Benzaide, el cual aparece en textos del año 1600.

Al sur de la provincia cordobesa, en Montemayor veremos uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar cordobesa, su castillo dominando el municipio desde lo alto; además de restos del primer castillo que tuvo el municipio, el de Dos Hermanas.

En Posadas, se encuentra la llamada Torre de Guadacabrillas, del siglo XV y, además,los restos de lo que fue un castillo y que hoy es la torre de la iglesia de Santa María de las Flores. La actual torre de Guadacabrilla o de la Cabrilla fue mandada a construir en el siglo XV por el segundo corregidor de Córdoba, el doctor Luís Sánchez, en tiempos de Enrique III para guarda del camino de Sevilla y del vado del Guadalquivir. Esta torre ocupa una posición dominante y fue construida aprovechando los restos de una anterior que existía ya en 1267. En 1985 fue declarada Bien de Interés Cultural.

En Priego de Córdoba será inevitable no pararnos a contemplar su castillo árabe y torres vigías como la de Zagrilla, Cañuelo o Esparragal. Se trata de una fortaleza árabe, reformada en los siglos XIII y XIV después de la reconquista cristiana, de carácter principalmente militar y compuesto por varias torres cuadrangulares y una cilíndrica, al que otorgó la Junta de Andalucía en 1993 el reconocimiento especial a los castillos de la comunidad autónoma de Andalucía.Entre sus torres cabe destacar la Torre del homenaje, también conocida como «Torre Gorda», que fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1943 y cuya ubicación se encuentra en el patio de Armas.

En Rute, en pleno Parque Natural Sierra de la Subbética, se ubica la Torre del Canuto, además de restos de la Fortaleza de Rute el Viejo. Seguimos por Santa Eufemia, con el Castillo de Miramontes, fortaleza de origen romano que los árabes reedificaron en el siglo XI. La construcción presenta una plana poligonal y, aunque en la actualidad se encuentra en ruinas, aún se conservan restos de las murallas, alguna de las torres (incluida la del Homenaje) y un aljibe.

En El Viso descubriremos el Castillo de Madroñiz, junto al río Zújar. Fue construido por los árabes en los siglos XI o XII, aprovechando una antigua población musulmana y fue utilizado con fines más residenciales que bélicos, aunque originalmente fue un recinto defensivo. Tras la Reconquista, la historia de esta fortaleza ha estado ligada a personajes famosos, como Pay Arias de Castro y Martín Fernández de Córdoba, perteneciente a la Casa de Aguilar, que luchó durante mucho tiempo por darle vida a sus despobladas posesiones, concediendo importantes ventajas a sus vasallos. Más tarde pasó a manos de Gonzalo Mejías, séptimo señor del término vecino de Santa Eufemia, al que ha estado siempre muy vinculado.

Zuheros
El castillo de Zuheros. / Foto: ayuntamiento de Zuheros.

Y nuestro recorrido por murallas y castillos, de cuentos de amores y guerras, lo terminamos en el hermoso castillo de Zuheros, de origen musulmán. Pequeña fortaleza escavada en la roca que ocupa una posición privilegiada sobre un enorme risco. Fue edificado por los árabes en el siglo IX y actualmente alberga restos de un palacio de estilo renacentista. Esta fortaleza junto con las murallas de la villa es un buen ejemplo de fortificación bajomedieval que podría encuadrarse entre mediados del siglo XII y mediados del XIII. En el siglo XVI se edificó el palacio de los señores de Zuheros con un estilo renacentista, cambiando parte de la fisionomía del castillo y de la puerta de entrada.