El SAS ayuda a romper con el tabaco.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

jgjghgh
La Guardia Civil prosigue con las investigaciones para luchar contra este tipo de contrabando.

Cristina Abad Cabal. La Guardia Civil protagonizó a comienzos de año uno de los mayores golpes que ha habido en Andalucía contra el tráfico de tabaco, este suceso se cometió en Santaella. La operación Terciopelo Mosada desarticuló una red que operaba en las provincias de Córdoba y Sevilla y que tenía conexiones con Andorra. En ella se detuvieron a 15 personas y se intervino un total de 23.000 cajetillas.

El presidente de la Unión de Estanqueros de Córdoba (Unpreco), Manuel Fernández afirma que «a principios de 2014 el 35% del tabaco que se consumía en la provincia era de contrabando y tras la operación de Santaella se ha reducido ese consumo en un 20% aproximadamente. A día de hoy, sólo el 15% del tabaco que se consume en Córdoba es ilegal».

Fernández también confirma que siguen existiendo lugares en los que la venta ilegal de este producto aún no se ha erradicado. «Muchos de los bares, kioskos de chucherías y pisos particulares venden tabaco de contrabando. Hay incluso panaderías que envuelven las cajetillas como si fueran dulces», asegura. Los pueblos en los que más se da esta práctica ilícita son «los que tienen una mayor actividad económica. Lucena y Puente Genil podrían ser dos de las localidades en las que más tabaco de contrabando podemos encontrar, sin contar Santaella«.