manos
Acogimiento familiar.

Javier Collado

Dobuss

manos
El programa cuenta con un presupuesto de 300.000 euros.

Redacción. La Diputación de Córdoba, a través del Instituto Provincial de Bienestar Social, ha puesto en marcha un programa de ayudas para las familias que tengan o adopten hijos en municipios de menos de 10.000 habitantes. Las partidas, de 300 euros por hijo, serán destinadas a aquellos núcleos familiares cuyos ingresos anuales no superen los 12.000 euros.

La vicepresidenta del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) y delegada de Igualdad y Políticas Sociales de la institución provincial, Dolores Sánchez, ha subrayado que estas ayudas “cobran una especial importancia debido a la realidad económica actual que se está viviendo en la provincia de Córdoba”. El objetivo del programa, según ha manifestado Sánchez, es “establecer medidas tendentes a mejorar las condiciones de las familias en las que se producen nuevos nacimientos o adopciones”.

La provincia cordobesa es una de las más envejecidas de Andalucía, concretamente, el 21,7% de la población tiene más de 65 años, incrementándose esta tasa hasta el 30% en los municipios más pequeños. Por esta razón, el programa se dirige a las familias que viven en poblaciones inferiores a los 10.000 habitantes, para “hacer frente a la tendencia de envejecimiento poblacional que se vive en estos municipios”, según ha declarado la diputada.

Los beneficiarios del programa, que cuenta con un presupuesto total de 300.000 euros, serán, conjuntamente, los progenitores o adoptantes del niño y titulares del Libro de Familia en el que figure registrado su nacimiento o adopción.

Los requisitos necesarios para obtener esta ayuda se pueden consultar en las bases reguladoras de la convocatoria publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el pasado 26 de Junio. Desde la entrada en vigor del programa, un día después de su publicación en el BOP, el Ipbs ya ha recibido 117 solicitudes. Los aspirantes a las ayudas tienen 30 días de plazo tras el nacimiento o adopción del hijo para presentar la petición.