Imagen de un lemur/ www.wikipedia.org

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Imagen de un lemur/ www.wikipedia.org
Imagen de un lemur/ www.wikipedia.org

Cristina Abad Cabal. El Zoológico de Córdoba abre sus puertas a finales del año 1967, aunque no será oficialmente inaugurado hasta el 15 de mayo de 1968, haciéndolo coincidir con el I Congreso de la Unión Ibérica de Zoos y Acuarios, celebrado en nuestra ciudad en dicha fecha. Se encuentra ubicado en la parte baja de la barriada del Parque Cruz Conde, inicialmente contaba con 8.000 metros cuadrados y con 150 ejemplares, la mayor parte de las cuales fueron donados por Juan Barasona, hecho que provocó que el parque tuviese en sus primeros momentos el nombre de su benefactor.

Pasaron los años 70 y 80 y el zoo cordobés terminó quedando desfasado, sobre todo tras cambiar el concepto de zoo. Sufrió pequeñas remodelaciones pero no fue hasta principios del año 2000 cuando se realizó la gran reforma para adaptarse a la nueva ley de zoológicos, aprobada en octubre del 2003. Incluso hay que destacar que estuvo 7 años cerrado.

Pasada esta mala racha, el 4 de junio de 2006 concluyó una de las intervenciones más largas que ha vivido el Parque Zoológico de Córdoba  para realizar las obras de actualización de sus infraestructuras y equipamientos básicos. El zoo ofreció así un aspecto completamente renovado, con numerosas especies animales y muchas instalaciones de nueva construcción, sobre una superficie cercana a las 4,5 hectáreas.

A día de hoy, se trabaja bajo una estrategia global para desempeñar las funciones de investigación científica, conservación de especies, educación y el ocio que corresponden al concepto de un zoo moderno. En total, el parque cuenta con 437 ejemplares de 102 especies diferentes entre de mamíferos, aves  y reptiles. Todo ello hace que valga la pena dedicar unas horas a adentrarnos en un mundo exótico y acogedor que pretende acercar la importancia de la biodiversidad a todos los visitantes.

Imagen del lobo ibérico/ www.wikipedia.org
Imagen del lobo ibérico/ www.wikipedia.org

La fauna del zoo de Córdoba se divide en: fauna africana (arruí, avestruz, cebra, hipopótamo, ibis sagrado, lemures, león, macaco,mandril, mangabey, mono, ñu, pitón, puerco espín, suricato) fauna americana (boa, cotorra, falsa coral, guacamayos, jaguar, llama, mara, ñandú, pecarí, serpiente de maizal, serpiente rey de california,tapir, tití) fauna asiática (elefante, geco leopardo, gibón de mejillas blancas, muntiaco de la India, tigre de bengala) fauna australiana (cacatúa, cisne negro, loro eclecto, wallaby de bennet) fauna autóctona (burro, ciervo, cigüeña, flamenco, jabalí, lobo ibérico, muflón, oso pardo, tortuga) y fauna euroasiática (águilas, buho, buitre, cernícalo, cisne, gamo, garza, lechuza, lince boreal, lirón, nutria)

Imagen de la elefanta Flavia y del mapa de la zona donde procede/ www.zoo.cordoba.es
Imagen de la elefanta Flavia y del mapa de la zona donde procede/ www.zoo.cordoba.es

Dentro de todas las especies antes nombras hay uno de los animales que es de los más llamativos y queridos por el público, se trata de  Flavia la gran elefanta asiática que vive en estas instalaciones desde hace más de 30 años. No hay cordobés que no la conozca y son muchos los visitantes de toda España que se acercan hasta este recinto para saludar de cerca a este enorme paquidermo. Flavia tiene en estos momentos unos 38 años, vino a Córdoba procedente del zoo de Ámsterdam en 1973 y desde entonces los responsables del zoo de nuestra ciudad no han parado de cuidarla y mimarla. Todas las mañanas un trabajador del recinto se encarga de comprobar que se encuentra en perfectas condiciones, posteriormente es alimentada con una buena cantidad y variedad de frutas, que curiosamente para que Flavia haga un poco de deporte, se depositan por toda la zona donde el animal puede moverse para que de esta manera se ejercite. Recientemente se hizo una ampliación del lugar donde se encuentra, que consistió en agrandar casi al doble el terreno que tenía anteriormente. Un dato curioso, es que esta elefanta fue comprada gracias a la donación de varios cordobeses que quería traer este tipo de animal al zoo y pusieron su granito de arena.