Imagen de Trini en una de las típicas gabinas de la ciudad.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Aún siendo filologa inglesa, Trini sigue poniendo empeño en mejorar el idioma.
Aún siendo filologa inglesa, Trini sigue poniendo empeño en mejorar el idioma.

Cristina Abad Cabal. Trinidad Martínez es una cordobesa de 27 años que decidió marcharse fuera de su ciudad natal y embarcarse en una aventura para cumplir su mayor sueño. Desde adolescente, Trini como la llaman su familia y amigos, siempre se sintió atraída por otras culturas y por visitar diferentes países, su afán por aprender le llevó a estudiar Filología Inglesa en la Universidad de Córdoba y tras concluir eligió como destino Londres pensando en la multitud de posibilidades de trabajo que ofrece y con sus ilusiones puestas en cumplir su sueño de toda la vida vivir en otro país.

– ¿De dónde surgió la idea de irte a trabajar fuera? La idea me rondó la cabeza desde que era adolescente, siempre ha sido un sueño para mí poder vivir en algún otro país, soñaba tener la oportunidad de ver otros lugares, conocer otras culturas y conocer mundo para enriquecerme con todas las experiencias que pudiera vivir a lo largo de mi estancia en el extranjero. El empuje, como casi tantos cordobeses que se marcharon en la misma época que yo fue la crisis.

– ¿Por qué elegiste Londres como destino? Elegí Londres porque fue la ciudad donde mejores posibilidades de empleo pensé que podía obtener y porque tenía a personas conocidas que me podrían ayudar en esos primeros días que suelen ser tan difíciles. Me gusta mucho también la ciudad de Edimburgo y no me hubiese importado irme allí si las condiciones hubiesen sido las mismas o alguna otra ciudad de Escocia.

Trini suele ocupar su tiempo libre saliendo a comer con sus amigas.
Trini suele ocupar su tiempo libre saliendo a comer con sus amigas.

– ¿Cuánto tiempo llevas viviendo allí y en que trabajas? Llevo dos años y cinco meses más o menos. Encontré trabajo de camarera y aún sigo en la misma empresa.

– ¿Cuándo llegaste a Londres te fue difícil encontrar el trabajo que tienes actualmente?  Me llevó un poco más de un mes encontrarlo. Las dos primeras semanas las pase buscando casa, cosa que puede ser una odisea aquí en Londres. En el momento en que realmente me propuse buscar un trabajo lo conseguí. Los primeros días fue duro adaptarme hasta que asumí mis condiciones y supe cuáles eran mis prioridades, venir a Londres hoy en día a buscar trabajo en plan aventura no es igual que antes, pienso que me resultó más fácil.

– ¿Qué haces en tu tiempo libre en Inglaterra?  Afortunadamente, conocí a grandes amigas con las que paso el tiempo libre, que por suerte tiende a coincidir, y siempre intentamos hacer algún plan juntas. Ellas son mi familia aquí y hacen que la estancia sea más llevadera. Nuestro lugar favorito para ir a comer los domingos es Candem Town uno de los barrios más conocidos de la ciudad.

– ¿Cómo llevas el dominio del idioma? Me vine aquí al terminar mi carrera de Filología Inglesa, y aunque cuando digo eso la gente da por hecho que lo domino, no es así. Yo vengo del sistema educativo aquel en el que nos enseñaron a escribir, leer y a hablar de gramática, cosa que si se me da bastante bien. Pero aquí en Londres aprendí a vencer el miedo a hablar, a cometer los errores más torpes que nunca cometería si tuviera que expresarme por escrito, ser capaz de mantener una simple conversación en inglés, ya sea por teléfono o en persona. A día de hoy creo que me falta mucho por aprender pero estoy orgullosa del camino que he recorrido y tengo ganas de seguir mejorando.

Imagen de Trini en una de las típicas gabinas de la ciudad.
Imagen de Trini en una de las típicas gabinas de la ciudad.

– ¿Qué tal el trato con la gente con la que coincides en Londres? Pues en Londres se conoce gente de muchos países y pocas personas inglesas. Es una ciudad muy cosmopolita. No sabría definirte, además casi todas mis amistades son españolas, es imposible entrar en cualquier bar de Londres y que no haya un español trabajando, a veces voy andando por la calle y me da la sensación de estar en España.

– ¿Te resultó duro salir de tu Córdoba natal? Como ya he comentado antes, yo decidí venirme siguiendo un sueño adolescente, quizás eso hiciera mi partida menos dolorosa. Pero cuanto más tiempo paso lejos de mi ciudad más la extraño, a mi familia, a mis amigos, sus costumbres. Siempre la llevo en el corazón. Aprendes a valorar lo que tienes cuando lo ves de una perspectiva más alejada. Yo siempre digo que no hay mejor lugar para vivir, para mí Córdoba es perfecta.

– ¿Qué esperas conseguir en tu estando en el extranjero? Mi objetivo es obtener fluidez en el inglés y ahora quiero empezar a buscar trabajo de profesora particular o algo parecido, que es lo que siempre he querido ser.

– ¿Cuánto tiempo piensas quedarte? De momento no tengo fecha para marcharme.