fraude joyería oro joyas falsas
Material incautado durante la operación policial.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

fraude joyería oro joyas falsas
Material incautado durante la operación policial.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de tres personas, todas ellas pertenecientes a un mismo clan familiar, tras cometer una serie de estafas en casas de compraventa de oro, joyas y metales preciosos de la capital cordobesa.

En concreto, los investigadores han logrado vincular a estas personas en, al menos, sesenta ventas fraudulentas de piezas de joyería en dichos establecimientos, habiéndose valido para ello de sus conocimientos previos sobre joyería al haber pertenecido durante años sector, simulando fabricar y distribuir anillos de oro macizo.

La presente investigación tuvo su origen en el mes de junio, dentro del marco del “Plan Operativo Funcional Oro” desplegado en la capital, culminándose el pasado día 15 de julio con las detenciones  de estas tres personas, y logrando los agentes desmantelar un taller de joyería clandestino ubicado en la Barriada de Ciudad Jardín, en cuyo interior los investigadores hallaron troqueles, punzones de contraste y de fabricante, junto con distintas herramientas, instrumentos y materiales utilizados por los ahora detenidos para la fabricación de las piezas fraudulentas de joyería.

El método utilizado para conseguir estafar a las casas de compraventa consistía en la fabricación de anillos con forma de sello, cuya cabeza rellenaban con otros materiales para a continuación darle un baño de oro, consiguiendo así la apariencia de piezas de oro macizo, logrando venderla como tal al peso.

Una vez fabricados los anillos, los cuales presentaban un alto grado de elaboración y perfeccionamiento por sus conocimientos previos en joyería, los distribuían poco a poco en distintas casas de compraventa, logrando aflorar los investigadores operaciones fraudulentas desde comienzos del pasado año 2013, todo ello a pesar de haber logrado pasar los controles establecidos por las Casas de Compraventa para la detección de posibles piezas de joyería falsas.

Los detenidos, de origen español, de 71, 70 y 39 años de edad respectivamente, fueron puestos a disposición judicial, como presuntos autores de un delito de estafa continuada y asociación ilícita.