Lázaro con su tía y su madre, las dos personas que le han apoyado en todo momento en su aventura.

Javier Collado

Dobuss

Lázaro con su tía y su madre, las dos personas que le han apoyado en todo momento en su aventura.
Lázaro con su tía y su madre, las dos personas que le han apoyado en todo momento en su aventura.

Cristina Abad Cabal. Lázaro Llergo Ortega es un joven cordobés de tan sólo 21 años. Su historia como joven emprendedor comienza siendo un adolescente cuando decidió dejar de cursar sus estudios de bachillerato y a raíz de está situación pensó que debía buscar trabajo y labrarse un futuro. De esta manera, llegó a la idea de utilizar un local que pertenecía a su familia y que casualmente estaba alquilado pero justamente al inquilino le finalizaba su contrato; con lo cual sin dudarlo dos veces y con la ayuda de su tía que prometió echarle una mano en esta andadura, abrió su propio bar con 18 años.

Tu momento, que así se llama el local está ubicado en pleno barrio de San Lorenzo con unas vistas inmejorables de la iglesia. Nació justo en plena crisis y como cualquier principio de un negocio, no fue fácil. A todo estoy hay que añadir que era el primer trabajo de Lázaro, aunque las ganas hicieron de este sitio un lugar que fue yendo a más casi por momentos valga la redundancia. En un primer instante el bar fue reformado y cambió de imagen para darle un aire diferente al tipo de lugar que había estado funcionando tiempo atrás. Parece ser que este cambio radical atrajo a clientes de la zona, a turistas y a todo aquel que pasaba y veía el buen ambiente.

Este bar familiar es un proyecto que ha sobrepasado las barreras del mal momento que ha vivido la hostelería durante la crisis.
Este bar familiar es un proyecto que ha sobrepasado las barreras del mal momento que ha vivido la hostelería durante la crisis.

Tanto fue así, que la madre del joven decidió unirse a la empresa debido a la afluencia de público que el negocio comenzó a tener. Actualmente Lázaro, su madre, su tía y un empleado trabajan de sol a sol para mantener a flote Tu momento. Su clientela es cada vez mayor, es un bar con fama en la zona y por este hecho se han visto obligados a hacer varias ampliaciones de la cocina, el salón y la terraza durante los tres años de apertura. Una de las afirmaciones más positivas de sus dueños es que «la crisis no nos ha llegado a afectar mucho», y eso hoy día es un logro para un negocio de hostelería como este.

El barrio de San Lorenzo se caracteriza por la manera de vivir sus fiestas; tanto Carnaval, Semana Santa o Feria de mayo tiene un lugar importante en el día a día de los vecinos de este lugar. Por ello, en este bar lo tienen muy en cuenta y una de las características que les define es según Lázaro que «creamos ambientes diferentes según la época del año, no nos falta un detalle y eso la gente lo valora, desde el cliente habitual hasta aquel que pasa y le llama la atención como tenemos decorador el bar y acaba entrando por primera vez». «Queremos que la gente viva el ambiente de las fiestas desde dentro», asegura el hostelero.

Imagen de un plato de salmorejo que se puede degustar en Tu momento.
Imagen de un plato de salmorejo que se puede degustar en Tu momento.

La carta consta de variedad de platos típicos cordobeses desde el rabo de toro hasta el flamenquín o el salmorejo, todo casero de lo que se encarga la tía de Lázaro, lo que surge como otro de los puntos fuertes de este negocio.

«En el trabajo se encuentra el secreto», asegura este joven emprendedor cuando se le pregunta por la clave del éxito. «En un principio con las bebidas poníamos una tapa para que los clientes fueran probando nuestra manera de trabajar, más tarde ampliamos la carta sabiendo ya lo que la gente pedía más a menudo y eso fue una buena idea», nos cuenta el cordobés.

Como expectativa de futuro este chico sólo pide que «las cosas sigan como están» y «poder disfrutar de mi negocio mucho tiempo, y espero que para siempre».