Imibic
El Imibic es el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Imibic
El Imibic es el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba.

Redacción. El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) duplicó la captación de fondos en 2013 con respecto al ejercicio anterior, consiguiendo una cifra aproximada de 9,5 millones de euros, lo que lo convierte en el centro que más creció en España en captación de fondos. Son las principales conclusiones que se desprenden de la memoria científica de 2013 que han presentado los responsables del Imibic.

Los representantes del Imibic han destacado que las cifras de captación de fondos presentadas son especialmente significativas porque demuestran que el centro cordobés es eficiente y desarrolla una estrategia hacia la autosostenibilidad, al tiempo que afianzan la investigación biomédica como  inversión rentable y segura. De hecho, sólo el 1% de los recursos económicos del Imibic en 2013 procedió de la ayuda pública aportada por la Universidad de Córdoba, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía. De este modo, se extrae que la actividad del Imibic logró un máximo retorno de los fondos invertidos por estas. En concreto, por cada euro invertido por los patronos –Universidad de Córdoba y consejerías- el Instituto consiguió 100 euros para su funcionamiento.

La memoria científica detalla asimismo la procedencia de estos recursos económicos captados por el Imibic, más de 9 millones entre fondos competitivos y no competitivos. Estos últimos incluyen ensayos clínicos financiados por la industria farmacéutica, proyectos de compra pública adjudicados por el Ministerio de Economía y Competitividad y contratos y convenios con empresas privadas. El 30% restante –llamados competitivos- corresponde a fondos captados de forma competitiva por los investigadores, es decir, concurriendo con su curriculum y proyectos a convocatorias públicas autonómicas, nacionales e internacionales.

El equipo directivo del Imibic también ha desglosado la actividad investigadora en que se tradujeron los fondos captados por la institución. En total, 46 proyectos de investigación y 285 ensayos clínicos activos, que incluyen 77 nuevos que se pusieron en marcha en el citado ejercicio. La mayor parte de los ensayos clínicos abordaron el estudio del cáncer, las enfermedades infecciosas, las reumatológicas y las crónicas y digestivas.

Producción científica: publicaciones de mayor calidad e impacto. Como se ha destacado en rueda de prensa, en 2013 aumentaron las publicaciones del Imibic en revistas de alto impacto, según el índice de valoración de la calidad de las revistas científicas. En concreto, fueron 326 artículos, de los cuales el 20% fueron recogidos por revistas del primer decil –que son aquellas que ocupan el 10% superior en los rankings de calidad-  y el 48% por revistas del primer cuartil –que son las que ocupan el 25% superior en los rankings. Además, el 23% de éstas fueron generadas en colaboración con grupos extranjeros.

En cuanto al factor de impacto de las publicaciones -que mide su repercusión- también creció en 2013 hasta situarse en los 1.162 puntos. Desde la fundación del Imibic, el factor de impacto ha crecido un 60%, lo que demuestra un crecimiento mantenido en el tiempo.

Fuerte orientación hacia la aplicación de los resultados de la investigación. En 2013 se generaron 16 registros de propiedad intelectual e industrial, lo que supone un incremento respecto a 2012- 4 de las cuales se licenciaron a empresas para su explotación. Entre ellos destaca el software Ucimnova, una aplicación multidisciplinar de gestión del trabajo diario en los servicios médicos hospitalarios, creada por especialistas en Medicina Intensiva del Hospital Universitario Reina Sofía

Del mismo modo, el grupo de Nuevas terapias en cáncer del Imibic fue responsable de otra patente relevante que protege el uso  de una variante genética como predictora de respuesta al tratamiento con antiangiogénicos en pacientes con cáncer de mama y colon. Esta patente permitirá desarrollar una herramienta diagnóstica que supondrá un paso adelante en la oncología personalizada.