Abderramán III.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Abderramán III.
Abderramán III.

Patricia Monterroso. La Qurtuba musulmana dejó en la ciudad un legado patrimonial envidiable. Rincones hermosos de los que hoy podemos disfrutar gracias al empeño de un hombre por levantar su Califato. Él fue Abderramán III, primer califa omeya de Córdoba (929-961).

Abu L-Mutarrif Abderramán ibn Muhammad ibn Abd Allah, más conocido como Abd al-Rahman III -y con el sobrenombre de an-Nāṣir li-dīn Allah: aquel que hace triunfar la religión de Dios-, nació en el año 890, fruto de la unión de Muhammad y una concubina cristiana llamada Muzna. Vivió 70 años y reinó 50. A su muerte dejó por legado un poderoso califato forjado por la fuerza de las armas, uno de los estados más poderosos del occidente europeo que, sin embargo, se derrumbó en poco más de medio siglo.

Las crónicas lo describían como un hombre rechoncho de rostro atractivo, de piel blanca, ojos azul oscuro y que con frecuencia teñía su barba de negro, pues su cabello era entre rubio y pelirrojo.

Es nombrado heredero de su abuelo, el emir Abd Allah, siendo el emir número 7 -un número de especial simbolismo para los musulmanes- de la dinastía Omeya que gobierna en la península desde Abderramán I y coincidiendo justo con el cambio de siglo de la Hégira, el año 300 (912 en la era cristiana). Todo buenos augurios para el comienzo de un reinado de enorme cambio para Al-Ándalus y para una época de esplendor sin precedentes. Fue pacificador de la península, luchando contra muladíes, bereberes y clientes omeyas rebeldes.

alminar
Alminar de la Mezquita de Córdoba. / Foto: mediateca.educa.madrid.org

Abderramán III cargó con el peso de una empresa gigantesca: la unificación de Al Ándalus y la elevación de la misma a faro cultural y político de Occidente, materializado todo ello en su capaz y culto heredero, al-Hakam II, que llega a ser califa el año 961 de nuestra era, año en el que Abderramán al Nasir li-Din Allah muere.

El califa, un gran constructor, no sólo hizo de Córdoba el centro neurálgico de un nuevo imperio musulmán en Occidente, sino que la convirtió en la principal ciudad de Europa occidental. Dotó a Córdoba con cerca de setenta bibliotecas, fundó una universidad, una escuela de medicina y otra de traductores del griego y del hebreo al árabe. Hizo ampliar la Mezquita Aljama, hoy catedral, reconstruyendo el alminar, levantó el antiguo Alcázar -hoy Palacio de Congresos y Palacio Episcopal-, y las viejas murallas que rodean el casco histórico, testigos pétreos de parte de la vida de Abderramán III, y ordenó construir la extraordinaria ciudad palatina de Madinat al-Zahra, cuya fastuosidad aún es proverbial y de la que hizo su residencia hasta su muerte.

Aun hoy podemos observar vestigios de sus enormes obras y lugares que este frecuentó en su faceta pública o privada. Rincones hermosos cuyas piedras serían magníficas de admirar de la mano del propio Abderramán III. Y aunque eso no es posible, Córdoba Viva ha organizado para mañana, día 5 de julio, ‘Paseos con: Abderramán III’. La primera de una serie de rutas denominadas ‘Paseos con:’ que, “con un guía local totalmente habilitado para realizar paseos históricos por Córdoba, se llevarán a cabo ligados a un personaje histórico importante para la ciudad”, explica Pilar Mármol, relacione públicas y coordinadora de actividades de Córdoba Viva.

medina azahara
Medina Azahara. / Foto: wikipedia.

“El formato de la ruta, de dos horas de duración entre las 9 y las 11 de la noche, surgió para dar una alternativa para las calurosas tardes-noches de verano cordobesas”, informa Mármol. Se trata de paseos, no teatralizados, en este caso “por el casco histórico de la ciudad, recordando la vida de Abderramán, los logros y bagajes en Córdoba, etcétera”.  La coordinadora ha explicado que “hemos escogido a este personaje por su gran relevancia desde el punto de vista histórico para Córdoba, fundador del califato omeya y artífice de la construcción de Medina Azahara, pero también porque es el mes del Ramadán, haciendo así un guiño a una de las tres culturas cordobesas”.

Todos aquellos interesados en participar de un paseo con el califa pueden informarse y apuntarse en la web de Córdoba Viva.