Miguel de Molina. Foto Fundación Miguel de Molina
Miguel de Molina. / Foto: Fundación Miguel de Molina.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Miguel de Molina.  Foto Fundación Miguel de Molina
Miguel de Molina. / Foto: Fundación Miguel de Molina.

Redacción. La Plaza de Capuchinos de Córdoba será esta noche -domingo 29 de junio-, a las 22.00, escenario del estreno del espectáculo Yo soy Miguel de Molina, de la compañía Más que Copla, en el que uno de los artistas más internacionales y carismáticos de nuestro país nos relata su vida, a través del actor Antonio Navarro y los cantantes Maximiliano Serral, como artista invitado, Rafael Lara Galdo y Francisco Mira, acompañados al piano por Marcos Monje, todo ello con guión y dirección de Máximo Ortega.

El acto forma parte del programa Cultura en Red, que organiza la Delegación de Cultura del ayuntamiento de Córdoba.

Cuando se habla de copla, la mayoría del público asocia este estilo musical a lo femenino, pues muchas son las mujeres que han brillado en este estilo.
Pero también hay, aunque en menor numero, algunos hombres que han llevado este género a lo más alto, incluso fuera de nuestras fronteras. Si en
la historia de la copla hubiera que destacar un artista entre sus intérpretes masculinos, ese sería indiscutiblemente el gran Miguel de Molina.

A través de la interpretación de un actor, la voz de tres jóvenes cantantes y el acompañamiento de un piano, Yo soy Miguel de Molina rinde homenaje al que ha sido conocido como “el rey de la copla”, a través de aquellas canciones que lo encumbraron a la fama internacional, y también muestra, bajo la inmensa figura de artista integral, a la persona honesta que sintió y padeció como cualquier ser humano.

Después de su debut en 2013 con el espectáculo Imperio Argentina, la mujer, la artista, -representada anoche en la ciudad- la compañía Más que copla se une de nuevo para llevar a escena este nuevo proyecto que reúne un conjunto de profesionales de varias disciplinas escénicas. Música instrumental, canto y teatro se fusionan para lograr un espectáculo completo y dinámico.

Miguel de Molina. Nacido en Málaga el 10 de abril de 1908, fue criado por seis mujeres: su madre, su hermana y sus cuatro tías. De niño fue inscrito en un colegio de religiosos. Ya adolescente, llegó a Algeciras y trabajó de limpiador.

A los 20 años se dedicaba a llevar grupos de turistas a tablaos flamencos hasta que en 1931 decide dedicarse a tal arte. Triunfa en Madrid, pero es en Valencia donde obtiene sus mayores éxitos, popularizando números como El día que nací yo, Triniá, Te lo juro yo, La bien pagá y Ojos verdes.

En 1942 se va exiliado a Buenos Aires, donde participó en películas como Luces de candilejas o Ésta es mi vida.

En 1957 vuelve brevemente a España. En 1958 actúa en el filme Luces de candilejas, hasta que en 1960, a los 52 años, decide terminar con su carrera artística.

En 1992 el gobierno español le otorgó la orden de Isabel la Católica, reconociendo su contribución personal al mundo del arte en España.

Falleció en Buenos Aires, a la edad de 84 años.

La película Las cosas del querer es una versión libre basada en su vida. Resultó un éxito de taquilla. En 2009 su original y rico vestuario, que por lo general él mismo había diseñado, fue objeto de una exposición montada por sus herederos en Madrid.

En marzo de 2011, esta retrospectiva de Miguel de Molina, que reúne más de un centenar de piezas originales del artista, entre vestuario, archivo gráfico, carteles de teatro, de cine se presentó en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires, Argentina, contando con la visita de centenares de visitantes.