seprona
Agente del Seprona.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

seprona
Agente del Seprona.

Redacción. El Seprona de la Guardia Civil de Córdoba tuvo conocimiento, a través de varias informaciones recibidas, que en acotados de caza mayor ubicados en términos municipales próximos a Córdoba, entre ellos Villaviciosa, se estaban produciendo una serie de episodios de furtivismo.

Las primeras investigaciones permitieron al Seprona saber que estos episodios pudieran estar siendo cometidos por cazadores furtivos que tenían su residencia en Córdoba capital, y que se trasladaban a los acotados en vehículos ocupados por más de dos personas y una vez cobradas las piezas regresaban a Córdoba.

El servicio en concreto se desarrolló el pasado día 24 de junio, en las inmediaciones de una finca de caza mayor ubicada en el término municipal de Villaviciosa de Córdoba, tras detectar efectivos del Seprona de la Guardia Civil de Peñarroya, un vehículo que se dirigía desde el interior de la finca a la carretera que va de Villaviciosa a Córdoba, que resultó sospechoso, decidiendo interceptarlo para identificar a sus ocupantes.

Tras identificar a los dos ocupantes, que resultaron ser dos vecinos de Córdoba, de 34 y 58 años de edad, los efectivos del Seprona procedieron a efectuar un registro superficial del vehículo, que permitió localizar en su interior dos bolsas que contenían en su interior dos reses cervunas despiezadas, con evidentes signos de haber sido abatidas recientemente, que fueron intervenidas. Asimismo, también localizaron en el interior del vehículo un rifle de caza mayor con silenciador y mira telescópica, que también fue intervenido.

Ante estos hallazgos, los efectivos del Seprona procedieron a la instrucción de los pertinentes expedientes de denuncia a la ley 8/2033, de 28 de octubre de la flora y fauna silvestres, a los dos ocupantes del vehículo, por cazar sin llevar consigo la documentación preceptiva (licencia de caza y seguro del cazador), cazar en época de veda y cazar o transportar piezas de caza cuya edad o sexo no estén autorizados, que han sido entregados en la Conserjería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

El arma de caza intervenida ha sido depositada en la Intervención de Armas de Peñarroya-Pueblonuevo a disposición de las Autoridad competente, así como la carne intervenida ha sido entregada a un centro benéfico bajo recibo.