El profesor de canto Ángel Jiménez; el responsable de la Unidad de la Voz del Hospital Reina Sofía, Enrique Cantillo; la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Mª Isabel Baena; el jefe de servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Ignacio Cobeta; la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Marina Álvarez y el responsable de la unidad de gestión clínica de Otorrinolaringología del Hospital Reina Sofía, Alfredo Jurado.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

 El profesor de canto Ángel Jiménez; el responsable de la Unidad de la Voz del Hospital Reina Sofía, Enrique Cantillo; la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Mª Isabel Baena; el jefe de servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Ignacio Cobeta; la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Marina Álvarez y el responsable de la unidad de gestión clínica de Otorrinolaringología del Hospital Reina Sofía, Alfredo Jurado.
El profesor de canto Ángel Jiménez; el responsable de la Unidad de la Voz del Hospital Reina Sofía, Enrique Cantillo; la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Mª Isabel Baena; el jefe de servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Ignacio Cobeta; la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Marina Álvarez y el responsable de la unidad de gestión clínica de Otorrinolaringología del Hospital Reina Sofía, Alfredo Jurado.

Redacción. El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba organiza, del 26 al 28 de junio, el I curso práctico para el tratamiento integral de la patología de la voz profesional y cantada, al que acuden especialistas europeos de prestigio para revisar las principales novedades diagnósticas y terapéuticas que en los últimos años se han desarrollado en relación con estas enfermedades.

Alrededor de 60 profesionales procedentes de Andalucía y Extremadura se dan cita en esta reunión, en la que además de la parte teórica se van a realizar intervenciones en directo, en los quirófanos del Hospital Reina Sofía, que podrán ser seguidas en directo por los asistentes desde el salón de actos. Se trata del primer curso de estas características que se desarrolla en Andalucía.

El organizador del encuentro, el otorrinolaringólogo del centro cordobés responsable de la Unidad de la Voz, Enrique Cantillo, señala que esta reunión permitirá poner en común los avances en este campo “en el que trabajamos conjuntamente otorrinolaringólogos, terapeutas de la voz (logopedas y foniatras), profesionales de la voz cantada y profesores de canto”.

La unidad de gestión clínica de Otorrinolaringología del Hospital Reina Sofía ofrece una amplia cartera de servicios en el abordaje integral de la patología vocal e incorpora los procedimientos más novedosos diagnósticos y quirúrgicos. 

El especialista explica que recientemente “se han incorporado técnicas punteras que permiten recuperar la voz a pacientes con ausencia de alguna de las cuerdas vocales mediante la colocación de implantes en la laringe”. Asimismo, este curso práctico también permitirá discutir sobre las modernas técnicas basadas en ejercicios que permiten a los profesionales de la voz prevenir posibles patologías.

El doctor Cantillo apunta que “cada vez vemos a un mayor número de pacientes cuya actividad laboral les obliga a hacer un uso prolongado e intenso de su voz, por lo que en estas personas una disfonía puede incidir de forma muy negativa en su trabajo (afecta especialmente al colectivo de actores, comunicadores y cantantes profesionales, entre otros)”. Por ello, con ese curso “pretendemos profundizar en las técnicas que mejoren estas patologías y difundir estos conocimientos entre todos los profesionales implicados”.

El otorrinolaringólogo recuerda que entre un 5 y un 10% de la población de los países desarrollados sufre algún trastorno de la voz. Aunque la mayor prevalencia de las alteraciones vocales ocurre entre los 25 y los 45 años, en todos los grupos de edad son frecuentes y trascendentes.