Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. El presidente del Córdoba C.F ha manifestado que el presupuesto dentro de la máxima categoría del fútbol español quintuplicará al existente este último año en Segunda, lo que supondría pasar de más de 7 millones de euros de la presente campaña a una cifra superior a 35 millones de euros.

Al mismo tiempo, el presidente, Carlos González, ha manifestado que «el Córdoba CF será el único equipo saneado de la Primera División».

Indudablemente el salto cualitativo y cuantitativo que supone traspasar el ecuador de la Primera y la Segunda División es enorme y una cosa muy importante, facilita la obtención de superávit presupuestario.

En este sentido mientras el total de los presupuestos de Segunda División ha superado los 150 millones de euros, en Primera División la cifra ha ascendido a más de 1.800 millones de euros.

Otro aspecto característico en la Primera División es la gran diferencia existente entre clubes ante la poderosa maquinaria de Real Madrid y Barcelona, con 507 y 457 millones de euros respectivamente en 2014, aunque el Atlético de Madrid con 146 millones de euros se llevara el Campeonato.

Si efectuamos una comparación con los presupuestos de 2Presupuesto Fútbol014 en Primera División, el Córdoba C.F estaría a la altura de presupuestos de equipos como Granada CF, Getafe o Málaga CF, duplicando los de dos equipos que han mantenido este año la categoría como son la UD Almería y el Rayo Vallecano, que han manejado un presupuesto de gasto algo superior a 18 millones de euros.

No obstante, no todo es el presupuesto en el mundo del fútbol, salvo para poder aspirar a puestos europeos o de campeonato. El ejemplo más admirable lo ha supuesto la SD Eibar, que teniendo un presupuesto de 3,9 millones de euros ha logrado el ascenso directo a Primera División.

En el apartado negativo destacamos al RCD Mallorca, que a pesar de tener el presupuesto más elevado de la Segunda División, con más de 22 millones de euros, estuvo evitando el descenso a 2ªB hasta el último momento.

Por tanto, la ilusión ni tocarla, como nos recordaba una de las campañas de captación de abonados del Club en las últimas temporadas.