Imagen de la reunión entre las dos diputaciones.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Imagen de la reunión entre las dos diputaciones.
Imagen de la reunión entre las dos diputaciones.

Redacción. El Palacio de la Merced ha sido el centro neurálgico de la reunión mantenida entre miembros del equipo de Gobierno de la Diputación de Córdoba y de Málaga, con la intención de poner en común los problemas relativos a las políticas de Bienestar Social de las distintas administraciones y delegaciones.

La delegada de Bienestar Social de la Diputación de Córdoba, María Dolores Sánchez; junto con la vicepresidenta segunda de la institución provincial, María Jesús Botella, y su homóloga de la Diputación de Málaga, Ana Mata, han coincidido en la necesidad de analizar e intercambiar proyectos de las áreas de Servicios Sociales de cara al futuro, con la intención de poder ofrecer mejores servicios a los ciudadanos que así lo demandan.

Durante el encuentro, se ha llegado a la conclusión de que “se está llevando a cabo una gran apuesta por las Políticas Sociales con un incremento importantísimo en los presupuestos tanto de la Diputación de Málaga como de la de Córdoba, para atender los casos de necesidad”, ha destacado la delegada de Bienestar Social de la Diputación de Córdoba.

Otro de los problemas más importantes que la delegada ha expuesto en el encuentro ha sido “la saturación de trabajo que tiene el personal de Servicios Sociales tanto de ayuntamientos mayores como menores de 20.000 habitantes, ya que ahora mismos los Servicios Sociales son los que reciben más visitas por parte de los ciudadanos demandando uno de los recursos que las diputaciones ponen a su servicio para poder paliar, en la medida de nuestra posibilidades, las situaciones de exclusión social o necesidad”.