Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Cordobesistas celebraban en Las Tendillas que el Córdoba C.F. es un equipo de Primera.
Cordobesistas celebraban en Las Tendillas que el Córdoba C.F. es un equipo de Primera.

A.Sánchez. Dicen que cuando cierras los ojos muy fuerte, muy fuerte, y sueñas una cosa con todas tus fuerzas, se cumple. También dicen que si crees en algo y lo das todo por conseguirlo, lo consigues.  Y si juegas para ganar, ganas para sentir, sientes para luchar, luchas para vivir y vives para soñar, al final, llega tu momento. El momento de todos porque ayer, unos más y otros menos, toda Córdoba se emocionó. Sólo había que mirar a los ojos de la gente o su sonrisa, o los ríos de personas que corrían a visitar al Gran Capitán Don Gonzalo Fernández de Córdoba, o los coches parados en los semáforos en verde a los que ayer nadie les pitaba por las prisas de todos los días, ayer pitaban porque sí, porque querían, y a nadie le molestaba. Todo el mundo se veía con miradas cómplices de alegría, muchos con lágrimas, otros te abrazaban o te chocaban la mano aún sin conocerte de nada. Pero ayer todos éramos conocidos, todos éramos hermanos de sangre blanquiverde. Y ayer todos, con el corazón en la mano, lágrimas en los ojos y una grandiosa sonrisa, tocamos el cielo en las Tendillas.

El Córdoba C.F. es de Primera. Sí, lo ha logrado y la ciudad ha explotado de júbilo. Han sido 42 años sin acercarnos, 42 años de sufrimiento por Segunda, Segunda B y Tercera. Pero ya estamos aquí, hemos vuelto y, como no podía ser de otra forma -porque el Córdoba es así- ha sido sufriendo, con mucho sufrimiento. Pero es que nos tocaba y cuando algo tiene que tocar, toca.

El partido en sí no será recordado nunca por lo futbolístico, ya que el partido lo dominó la U.D. Las Palmas que, arropados por casi 32.000 aficionados, tuvieron las mejores ocasiones. Ya en la primera parte, Momo primero con un tiro que despejó Juan Carlos, Aranda con un gol anulado por fuera de juego, un posible penalty de Raúl Bravo y un disparo de Nauzet al palo, hicieron que la U.D. no se adelantara de milagro. Por contra, del Córdoba destacó una falta lanzada por Abel, que detendría en dos tiempos Barbosa y una buena contra en la que Pedro se plantaría sólo ante el guardameta, pero no podría superarlo.

La segunda parte comenzó con Las Palmas intentando marcar para tranquilizar el partido y lo consiguió demasiado pronto. Una buena internada de Aranda tras un error en el control de Raúl Bravo, hizo que el malagueño llegara hasta línea de fondo, para colocar un pase atrás que remataría a gol Apoño, llevando la locura a las gradas del estadio.

Pero había que estar tranquilos, el Córdoba seguía a un sólo gol del ascenso. No había cambiado nada. El Córdoba comenzó a tener el balón y a intentar llegar más arriba, circunstancia que aprovechó el equipo canario para lanzar contras muy peligrosas como una de Momo, que con Juan Carlos batido, salvó Raúl Bravo en el último momento.

Sin nada que perder el Córdoba tiró para arriba con todo y, aunque sin mucho peligro, fué arrinconando a los locales. Y fué entonces cuando llegó el lío y la afición canaria comenzó a festejar el ascenso antes de tiempo, saltando incluso al campo. Suceso que hizo que el arbitro, a falta de un minuto y medio, parara el partido. Y después de siete eternos minutos, y ya con la afición retirada, se reanudarían esos últimos 90 segundos que nos llevarían a la gloria, Juan Carlos golpeo con toda su alma al balón, Pelayo controló en zona de tres cuartos, centró al segundo palo donde llegaba Raúl Bravo, éste remato como pudo, Barbosa no pudo detener el balón que quedo muerto después y Uli Dávila, junto a una ciudad entera, empujaría el balón dentro de las redes.

Ficha del partido:

U.D. LAS PALMAS -1- Barbosa; Angel López, Aythami Artiles, Deivid, Xabi Castillo; Javi Castellano, Apoño; Nauzet Alemán, Valerón, Momo; y Aranda.

Cambios: minuto 66, Vicente por Valerón, minuto 73, Hector Figueroa por Aranda y minuto 82, Hernán por Momo.

CÓRDOBA C.F. -1-  Juan Carlos; Gunino, Iago Bouzón, Raúl Bravo, Pinillos; Abel Gómez, López Garai; Pedro, López Silva, Nieto; y Uli Dávila.

Cambios: minuto 46, Arturo por Nieto, minuto 71, Xisco por Pedro y minuto 77, Pelayo por López Garai.

Goles: 1-0, min.48: Apoño. 1-1, min. 93: Uli Dávila.

Tarjetas: Fueron amonestados con amarilla los jugadores locales Aythami Artiles y Nauzet Alemán, y a los visitantes López Silva, López Garai, Pelayo y Iago Bouzón.

Asistencia: 31240 espectadores, entre los que había unos 150 cordobesistas.