Hoy todos queremos celebrar una gran victoria. Foto: Córdoba C.F.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Hoy todos queremos celebrar una gran victoria. Foto: Córdoba C.F.
Hoy todos queremos celebrar una gran victoria. Foto: Córdoba C.F.

A.Sánchez. Hoy, el Córdoba C.F. juega mucho más que un partido de fútbol, mucho más que un eliminatoria de un play-off. Hoy, el Córdoba C.F. juega por una realidad, juega por dejar de soñar con la primera división, juega por cumplir un objetivo tan deseado por tantos años que parecía ser imposible, parecía que no existiera esta posibilidad para nosotros, jugar por subir a primera división. Suena hasta raro, pero suena de maravilla. Hoy queremos que deje de ser un sueño, porque todos estos años de espera, en verdad han sido un mal sueño, queremos despertarnos esta tarde a las 20h. sabiendo que hemos vuelto a ser grandes, que hemos vuelto a ascender.

El partido va a ser muy difícil. muy complicado, enfrente habrá un rival que quiere el mismo premio y unos 30 mil canarios que nos lo van a poner muy cuesta arriba, pero, echando la vista atrás, ¿cuando el Córdoba C.F. lo ha tenido fácil?, la respuesta es clara, jamás. Podríamos pensar rápidamente en el 5-0 de Ferrol en plena liguilla en la que acabamos subiendo o de ir perdiendo en la encerrona de Cartagena al descanso y acabar ganando y subiendo, o el 2-0 en Pontevedra y los dos golazos de nuestro querido Asen para meternos en la final de Huesca y acabar otra vez subiendo. Y sin ir más lejos este mismo año, si miramos la clasificación hace un par de meses, veríamos que estaba imposible subir, y míranos donde estamos hoy, preparados para acabar subiendo.

Porque el Córdoba C.F. es así. Es un equipo sufridor y  luchador, los aficionados estamos preparados para cualquier cosa, aunque sabemos que es nuestra hora, que ya nos toca, nos toca despertar, nos toca disfrutar y nos toca vivir una felicidad completa.

Nos va a tocar volver a hacer una gesta heroica como en Cartagena y en Huesca, donde casi no nos dieron entradas, pero ahora en Las Palmas, nos tocará volver a hacerlo casi sólos, pues serán apenas un centenar de aficionados -debido a los problemas con los vuelos- los que estén animando en Gran Canarias. Pero nos tocará, y sabrá mejor que nunca.

En definitiva, que esta tarde a partir de las 18h. tenemos una cita con la historia blanquiverde, estamos a sólo 90 minutos -ó a 120 si hay prórroga-  de tocar el cielo en las Tendillas. Y como decía el gran Andrés Montes: «hoy puede ser un día maravilloso».