Imagen de una de las asambleas realizadas en el centro.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Imagen de una de las asambleas realizadas en el centro.
Imagen de una de las asambleas realizadas en el centro.

Cristina Abad Cabal. El Centro Social Rey Heredia es un colegio público que está en desuso desde enero de 2012. Los colectivos sociales del distrito sur donde se encuentra ubicado, lo habían solicitado tanto a la Junta de Andalucía como al ayuntamiento de Córdoba para reorganizarlo con diversas propuestas. Tras no recibir respuesta, la Acampada Dignidad, que es una plataforma de colectivos sociales y ciudadanos creada en junio de 2013, decidió, tras una manifestación contra el recorte de las pensiones en octubre de ese mismo año, entrar en el colegio sin autorización previa. Después de producirse la ocupación el ayuntamiento denunció la situación y solicitó el desalojo cautelar. La Audiencia Provincial denegó el pasado mes de mayo dicho desalojo, basándose en la labor que se desarrolla en el recinto Rey Heredia, por lo que la Acampada Dignidad continúa con su lucha.

Las primeras semanas de ocupación los responsables de la plataforma se dedicaron a adecuar el centro. “Albañiles, pintores, fontaneros y electricistas voluntarios, fueron poniendo en buen estado todas las salas”, según nos cuenta Rafael Juan, portavoz del movimiento. A partir de la tercera semana, empezaron a realizar clases de apoyo para niños cuyos padres no se pueden permitir pagar un profesor particular. En la cuarta semana surgió la idea de sacar adelante un comedor social. Es de destacar en la actividad del centro según Juan “las muchas conferencias, talleres, charlas y debates sobre temas que afectan a toda la ciudadanía”.  

Imagen de la biblioteca creada gracias a los ciudadanos.
Imagen de la biblioteca creada gracias a los ciudadanos.

Durante los ocho meses de ocupación se han llevado a cabo alrededor de 500 actividades de este tipo, en las que tienen cabida reuniones de unos 100 colectivos de Córdoba. También se dan clases de inglés y alemán a varios niveles, de informática, de música, de guitarra y existe un punto de información sociolaboral. Además, los voluntarios han creado una biblioteca con más de 3000 volúmenes ordenados e informatizados, a la que se le suma una sala de lectura y estudio. “El grupo de trabajo más o menos estable puede rondar en torno a 70-80 personas. Pero son muchas más, porque cada una va aportando algo en un momento determinado”, asegura Juan.

Uno de los proyectos más destacados es una radio comunitaria, Radio Dignidad,  la primera reunión se realizó en octubre de 2013, siendo el 20 de Noviembre la fecha en la que se emitió por primera vez un programa especial de tres horas, en el que se entrevistó tanto a participantes como responsables del Centro Social Rey Heredia.

Esta radio está formado por “un grupo de gente (entre 10 y 15 personas), algunos de ellos profesionales del medio y otros aficionados, que creen estar capacitados para crear una radio comunitaria”, según nos cuenta Ángel Campos uno de los responsables del proyecto.

Imagen de uno de los teatros llevados acabo en el patio del colegio.
Imagen de uno de los teatros llevados acabo en el patio del colegio.

Personas de distintos ámbitos colaboran para desarrollar una programación variada en cuanto a contenidos. “Al principio contábamos con pocos programas, pero con el tiempo han sido muchas las personas y los colectivos que utilizan el estudio «Alberto Almansa», ubicado en Rey Heredia, para realizar distintos tipos de programas (desde magazines, noticias, humor…)”, informa Campos.

El colectivo que forma la radio ha iniciado un proceso por el que se constituirá una asociación cultural de Radio Dignidad, para poder desarrollar en el futuro talleres y cursos relacionados con la radio independiente, con la finalidad de abrir las puertas a este medio ciudadano.

En líneas generales, el comedor lo usan unas 100 personas diarias. Las clases las reciben unos 70 niños. En general, se calcula que unas 3000 personas pasan a lo largo de la semana por el centro, para usar o participar en alguna actividad.

La situación actual se basa en la negociación entre el ayuntamiento y la plataforma para la cesión del edificio. “El Consejo de Distrito ha aprobado el documento que hemos elaborado entre ellos y la Acampada Dignidad, y, en cuanto que el alcalde los pueda recibir, se procederá a la firma de la cesión prometida por Nieto”, asegura el responsable. Hay que destacar la postura del ayuntamiento que asegura que desde junio de 2013 estaban estudiando la cesión, y que la ocupación ha ralentizado su actuación. «Judicialmente nos encontramos relativamente tranquilos» asegura Juan, el desalojo no se va a producir, pero la causa de instrucción contra 14 personas de la Acampada Dignidad sigue abierta.