Toñy Benavente Rutas Accesibles Por Córdoba
Toñy Benavente, fundadora y gerente de Rutas Accesibles por Córdoba.

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

Toñy Benavente Rutas Accesibles Por Córdoba
Toñy Benavente, fundadora y gerente de Rutas Accesibles por Córdoba.

Patricia Monterroso. Córdoba es fuente de riqueza patrimonial y cultural que, tanto los propios cordobeses como los cientos de turistas que llegan a la zona, disfrutan visitando y contemplando. Visitar yacimientos, ruinas, museos y antiguos palacios y castillos es el día a día de esta bella ciudad. Pero ¿qué ocurre cuando los que quieren contemplar estas joyas tienen movilidad reducida o van en silla de ruedas? Precisamente hay alguien que se hizo esta misma pregunta y creó en Córdoba la única empresa española que realiza rutas accesibles para ellos.

Rutas accesibles por Córdoba ofrece a personas con dificultades para moverse la oportunidad de recorrer y conocer esta enigmática y bella ciudad, Patrimonio de la Humanidad, sin que la disfuncionalidad móvil sea un obstáculo para pasear por sus calles.

La idea nació de la mano de Toñy Benavente, gerente de Rutas Accesibles por Córdoba: “Somos la única empresa del país dedicada a elaborar rutas a las que puedan acceder personas en sillas de ruedas o con menor movilidad”.

Benavente y su equipo ofrecen “tres rutas guiadas con total amplitud para las sillas de ruedas así como bancos y zonas de descanso” –aclara-, la ruta de las Iglesias fernandinas; ruta de los patios y la ruta del río.

En la ruta de las Iglesias, los visitantes, a pesar de las dificultades, descubrirán la Córdoba de la reconquista. Cuando Fernando III conquista la ciudad ésta queda despoblada y para su repoblación trae gente castellana y del norte. Entonces, Córdoba es dividida en dos grandes barrios, la Medina o parte alta -después llamada Villa- y la Axerquía o parte baja. Éstos, al mismo tiempo se subdividen en collaciones, distritos o barrios. Las parroquias, más de una docena, constituían el núcleo organizativo y administrativo de los barrios. Todas ellas fueron construidas a lo largo del siglo XIII sobre antiguas mezquitas de las que conservaron algunos elementos como sus minaretes o la orientación de sus cabeceras hacia el este.

En la ruta de los patios los visitantes conocerán la Córdoba más popular, la esencia de sus gentes, su hospitalidad y su filosofía de la vida. Pero, dada la antigüedad de muchos rincones de la ciudad, existen patios en zonas totalmente inaccesibles para personas con movilidad reducida. Piedras y grandes escalones son un obstáculo para muchos. Por eso, Rutas por Córdoba ha elaborado esta ruta en la que las calles que se presentan son sólo aquellas que completamente accesibles -al igual que los patios que aparecen dentro de la misma-.

Por último, la ruta del río está compuesta por tres sub-rutas plenamente accesibles: la ruta del Camino Real, ruta del Arrabal de Segunda y la ruta del Botánico. Es un recorrido donde los visitantes encontrarán el mayor número de monumentos próximos entre sí, entre ellos los más emblemáticos de la propia ciudad, además de otros de carácter natural, como los Sotos de la Albolafia.

Pero si enseñarle al visitante en silla de ruedas los caminos que debe seguir para no encontrar obstáculos arquitectónicos ya es una brillante iniciativa, Rutas Accesibles por Córdoba también se preocupa por señalar aquellos restaurantes y bares a los que es fácil acceder incluso con silla eléctrica así como los alojamientos. Según informa Toñy Benavente “en Córdoba sólo el 2% de las habitaciones están adaptadas. Además los hoteles que más habitaciones adaptadas tienen cuentan con solo cuatro, salvo el albergue propiedad de la Junta de Andalucía que tiene cinco”.

Visita a Medina Azahara
Personas con problemas de movilidad viendo por primera vez en la historia, el yacimiento de Medina Azahara.

Ante cifras así, además de ser la única empresa que se dedica a hacer rutas a la carta, Rutas Accesibles por Córdoba también lucha porque las joyas arquitectónicas de la ciudad no tengan obstáculos. Día a día trabajan para que las administraciones colaboren para que los accesos a lugares como Medina Azahara o el Alcázar de los Reyes Cristianos sean más fáciles. “Sabemos que la accesibilidad completa no se puede conseguir pero sí cierta facilidad para las personas con menor movilidad o que vayan en silla de ruedas y puedan sentirse más autónomas a la hora de visitar Córdoba”, finaliza Benavente.