La concejal de Educación del Ayuntamiento de Córdoba, Luisa María Arcas
La concejal de Educación del Ayuntamiento de Córdoba, Luisa María Arcas.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La concejal de Educación del Ayuntamiento de Córdoba, Luisa María Arcas
La concejal de Educación del Ayuntamiento de Córdoba, Luisa María Arcas.

Redacción. La concejal de Educación del Ayuntamiento de Córdoba, Luisa María Arcas, ha hecho un balance del programa municipal «Vamos al Teatro», que ha concluido esta semana y que en este curso ha registrado un aumento de participación de 5.620 personas.

Arcas ha informado que el total de personas (escolares y público familiar) que ha asistido a las distintas representaciones que se han realizado durante el curso 2013-2014, han alcanzado las 21.677, frente a los 16.057 asistentes del curso anterior, por lo que ha destacado “el éxito de la programación de este año, que se ha desarrollado en los distintos espacio escénicos de la ciudad, como el Gran Teatro y el Teatro Góngora”.

En concreto, los escolares han podido disfrutar durante este curso de 11 espectáculos y 49 funciones (13 familiares y 36 escolares). El número de alumnos asistentes ha sido 14.760 de un total de 238 centros de enseñanza de la ciudad, además de 5.915 padres de alumnos.

Algunas de las representaciones que se han realizado han sido «El último viaje de Simbad», «Gerónimo Stilton», «La vuelta al mundo», «Los animales de Don Baltasar», «Constelaciones», «El ratón Pérez y la brújula viajera», o el espectáculo de flamenco y títeres «El Mago de Oz».

Arcas ha explicado que los objetivos de este programa educativo que desarrolla el Ayuntamiento de Córdoba son “dar a conocer diversas formas y manifestaciones de la creación y el juego dramático, asistir a representaciones teatrales dentro y fuera de los propios centros y conocer el Gran Teatro (su estructura, distribución espacial, organización y actividades que desarrolla) así como otros espacios teatrales existentes en la ciudad”.

De igual modo, se pretende “fomentar la creatividad y el espíritu crítico a través de dichas actividades, reconocer y valorar las distintas manifestaciones teatrales como expresión del patrimonio cultural y artístico y como fuente de placer estético”. Arcas ha añadido que asimismo, se pretende “impulsar experiencias didácticas, específicas e interdisciplinares, que en este campo lleven a cabo los equipos docentes”.