Día del Juego celebrado en el Hospital de Montilla.
Día del Juego celebrado en el Hospital de Montilla.

Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

Día del Juego celebrado en el Hospital de Montilla.
Día del Juego celebrado en el Hospital de Montilla.

Redacción. Con una exposición de Playmobil y bajo el lema «El juego es salud», el Hospital de Montilla ha celebrado el Día Internacional del Juego. Los niños han podido disfrutar con más de un centenar de figuras y varios dioramas. Asimismo, se han repartido juegos y libros educativos donados por la editorial SM a los niños hospitalizados, así como a los que han acudido a las consultas de Pediatría.

La exposición de Playmobil, cedida por la asociación cultural South Players, estará visible en el vestíbulo del hospital montillano hasta el 15 de junio y se compone de varios dioramas, como un circo, escenas de seguridad vial, un concierto, o un traslado en ambulancia, entre otros.

Los libros y juegos que han recibido los pequeños hospitalizados y los que han acudido a la consulta de Pediatría están adaptados a su edad y potencian el ejercicio mental y físico, así como la creatividad, como alternativas al sedentarismo. Así, por ejemplo, hay juegos para crear una cometa o equipos de agentes secretos. Otros fomentan el aprendizaje a través del juego y algunos dan pautas sobre salud, buenos modales o higiene.

Esta iniciativa se acompaña de folletos informativos y de carteles en la sala de espera de Pediatría, con recomendaciones para los padres, haciendo hincapié, desde el abordaje familiar, en la importancia del ejercicio físico, una correcta alimentación y otros hábitos sanos, como mantener una vida social activa.

El Día del Juego. El Hospital de Montilla se ha adherido al «Manifiesto por el Derecho a Jugar» promovido por la Asociación Internacional por el derecho a jugar, que resalta la importancia del juego como actividad esencial para el desarrollo del individuo, al igual que la educación, la alimentación o la salud.

Según este manifiesto: si los niños, niñas y jóvenes pudieran crecer en la alegría del juego se convertirían en adultos con mayor salud física y mental y la actitud lúdica les acompañaría siempre; El juego resulta una valiosa herramienta para generar una sociedad mejor, fomentando la comunicación entre las personas, profundizando en las relaciones de los individuos de una comunidad y reconciliando posturas antagónicas; El juego potencia la creatividad y el talento, estimulando la posibilidad de ver las cosas de distintas formas, favoreciendo mentes abiertas, alimentando la capacidad de transformar los conceptos e imaginar perspectivas nuevas.

Asimismo, el juego incide directamente en el desarrollo de la inteligencia emocional: en la capacidad de controlar las emociones, de motivarse uno mismo, en el reconocimiento de las emociones ajenas y en el control de las relaciones.