El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que tomó este nombre del doctor Alois Alzheimer, neurólogo alemán (1864-1915).
El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que tomó este nombre del doctor Alois Alzheimer, neurólogo alemán (1864-1915).

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que tomó este nombre del doctor Alois Alzheimer, neurólogo alemán (1864-1915).
El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que tomó este nombre del doctor Alois Alzheimer, neurólogo alemán (1864-1915).

Redacción. La Asociación San Rafael de Alzheimer y otras demencias recibirá del ayuntamiento de Córdoba una subvención total de 7.300 euros. La medida, aprobada en Junta de Gobierno Local, tiene como objetivo desarrollar el programa de 2014 de asistencia y apoyo psicosocial a familiares de personas enfermas de Alzheimer. Con esta subvención se da un paso más para cumplir el objetivo principal de la asociación que no es otro que  la mejora de la calidad de vida del binomio persona enferma-cuidador, proporcionando a los familiares la información y asesoramiento necesarios con respecto a la enfermedad y favorecer la expresión de sentimientos.

La Asociación. La Asociación San Rafael de Alzheimer y otras demencias es una entidad de auto-ayuda, sin ánimo de lucro,  declarada de Utilidad Pública, en virtud de la orden del 19 de septiembre de 2001. Está formada por familiares de enfermos de Alzheimer, así como por colaboradores profesionales de la Psicología, Medicina, Trabajo Social, Enfermería, Jurídicos y otras disciplinas implicadas en la atención de dichos enfermos.  Fue creada en el año 1996 y cuenta con 460 socios.

Inició sus trabajos en 1997 con la puesta en marcha de un Servicio de Información y Servicios Sociales para los familiares de estos enfermos; charlas, conferencias, participación en programas radiofónicos y artículos de prensa fueron los elementos utilizados para poner en conocimiento a la sociedad cordobesa esta enfermedad y sus consecuencias. En este mismo año se iniciaron las terapias para los familiares de enfermos, dirigidas de manera voluntaria,  por un doctor y una psicóloga.