Puente Romano de Córdoba y Mezquita.
Arcos del Puente Romano de Córdoba. / Foto: Wikipedia

Javier Collado

Dobuss

Puente Romano de Córdoba y Mezquita.
Puente Romano de Córdoba y Mezquita. Foto: Wikipedia

Patricia Monterroso. Córdoba siempre ha sido, y es, una provincia de gran riqueza. Riqueza cultural, monumental y económica, gracias a la concentración de las tres culturas que nos legaron una Córdoba cristiana, una Qurtuba musulmana y una Córduba judía. Una riqueza que se ha sumado siempre al buen aprovechamiento de su situación geográfica, junto al río Guadalquivir, y sus ricas tierras de la campiña. La historia quiso que hoy los cordobeses contaran con una buena herencia que ahora hay que mantener.

Son varios los pilares económicos con los que hoy cuenta la provincia de Córdoba, aunque bien pueden destacarse tres. El turismo, la agricultura y los emprendedores.

Campo de naranjas en Córdoba
Campo de naranjas en Córdoba. Foto: Junta de Andalucia

La agricultura, y por ende la industria agroalimentaria, es “cada vez más potente, manifestándose fundamentalmente en las diversas denominaciones de origen que reconocen de forma oficial la calidad de los productos de nuestra tierra”, apunta el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto. Para la delegada del Gobierno en Córdoba, Isabel Ambrosio, “persiste un fuerte componente del sector primario en los municipios de la provincia, con especial peso de la ganadería, la vid, el olivo y su correspondiente industria agroalimentaria”. Igualmente, para la presidenta de la Diputación, Mª Luisa Ceballos, “el sector agroalimentario es actualmente la base económica provincial, destacando en este ámbito el gran incremento de las exportaciones. Y es que Córdoba se caracteriza por sus productos de calidad con denominaciones de origen de aceite, vino y cárnicos que son referencia mundial”.

“No hay que olvidar el sector turístico, que implica a la hostelería y la comercio”, apostilla Nieto. Según los datos registrados por el Observatorio Turístico, solo a la capital se acercaron casi 100.000 turistas en el mes de mayo del pasado año. Ya sea deslumbrados por la riqueza monumental y arquitectónica de la provincia, en la se pueden visitar obras maestras como la Mezquita de Córdoba, el Castillo de Almodóvar o el del Moral lucentino o sus ancestrales fuentes, como la Fuente del Rey de Priego de Córdoba o Fuente del Río de Cabra; atraídos por la variedad gastronómica que permite degustar el mejor salmorejo o el más exquisito rabo de toro; o asombrados por

Salmorejo cordobés.
Salmorejo cordobés. Foto: Escuela de Hostelería de Córdoba

su belleza natural y paisajística con espectaculares sierras como La Subbética u Hornachuelos, el caso es que la provincia de Córdoba se ha convertido en un “ir y venir” de visitantes atraídos de todos los rincones de España y el resto del mundo. Y es que, tal y como apunta Ceballos “cada rincón de la provincia merece ser visitado y creo que se ha sabido vender muy bien de cara al exterior con una magnífica labor de promoción”.

Un tercer pilar de nuestra economía es el que forman los propios cordobeses, los emprendedores. “Tenemos la fortuna -subraya Ambrosio- de que Córdoba es creativa. Así, desde el punto de vista laboral, el autoempleo va imponiéndose en la provincia, y los datos lo demuestran: entre 2009 y 2013, han aumentado más de un 100% las iniciativas empresariales, muchas de ellas en pequeños municipios, centradas en servicios de proximidad que ofrecen alternativas de desarrollo”. En segundo lugar, continúa, “nuestras pymes también miran al futuro y, cada vez más, al exterior, como lo muestra el crecimiento de las exportaciones, que en 2103  fue un 8% más que el año anterior, un porcentaje superior a la media andaluza y nacional, y de las empresas exportadoras, cuyo número ha crecido desde 2009 en un 43%”.

Sector joyería
El sector de la joyería es un importante motor económico de la ciudad. Foto: Parque Joyero

Pero además de estos tres sectores fundamentales, la provincia de Córdoba tiene la suerte de contar con otras industrias igualmente importantes “como la del cobre, que lidera las exportaciones de la provincia al extranjero”, señala el edil cordobés.  A este sector se suman también, tal y como explica la representante autonómica, “la joyería, el sector sanitario y el empuje que aportan las dos universidades, no solo en su aspecto educativo sino también por su potencial innovador e investigador”. La presidenta de la Diputación, además, añade que “tenemos una base docente con un gran contenido científico que sabe formar excelentes profesionales en el campo de la investigación. Tenemos un patrimonio riquísimo y unas infraestructuras hoteleras de primer nivel. Tenemos una magnífica red de comunicaciones, con tres paradas de AVE, autovías, etcétera”. Con todo ésto –continúa Ceballos- “afirmo que Córdoba es la mejor provincia y la que más avanzará en los próximos años”.

Por su parte, el subdelegado del gobierno en la provincia cordobesa, Juan José Primo Jurado, añade el “aumento que está registrando, desde el pasado año, la provincia cordobesa en materia de inversiones públicas. Un claro ejemplo son las inversiones en materia de empleo rural traducido en los conocidos fondos Profea”. Todo esto está teniendo como consecuencia, en opinión de Primo Jurado, que estemos “en la senda del inicio de la recuperación económica, con una sociedad a mitad de camino entre la preocupación y la ilusión”.

Fuente del Rey. Priego de Córdoba
Fuente del Rey. Priego de Córdoba. Foto: Wikipedia

Ilusión la de esta provincia por seguir explotando sus riquezas. Ilusión porque el legado de nuestra historia siga dando sus frutos. E ilusión porque el trabajo de todos los cordobeses se refleje en un superhábit de empleo. Porque, y aquí coinciden de manera casi unánime representantes de distintas instituciones cordobesas, la buena noticia más esperada por todos es “el descenso continuado y, aún más notable, de las cifras de desempleo” para el subdelegado. “La consolidación de la creación de empleo de calidad, con estabilidad, sueldo digno y derechos sociales” para la delegada de la Junta de Andalucía. Que “esta recuperación crezca y que sus beneficios positivos lleguen a todos los hogares en los que se han sufrido en los últimos ocho años los efectos de una crisis que pronto será historia gracias al esfuerzo realizado por la población”, para el alcalde de la capital; y para la presidenta de la diputación “el descenso drástico del número de desempleados. Que el crédito vuelve a fluir y que realmente se note en los bolsillos de los cordobeses, en las economías domésticas. Sobre todo, deseo que el nombre de este nuevo periódico sea augurio del cambio positivo de la sociedad y la economía cordobesa”.